Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Sábado 13/08/2022  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Patio de monipodio

¿Vuelve el centro? ¿Qué centro?

Con la ayuda increíble e inestimable de las llamadas “izquierdas”, con la del miedo a la ultraderecha, con el desgaste, natural, bien poco se han desgastado...

Publicado: 06/07/2022 ·
13:00
· Actualizado: 06/07/2022 · 13:00
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Juanma Moreno.
Autor

Rafael Sanmartín

Rafael Sanmartín es periodista y escritor. Estudios de periodismo, filosofía, historia y márketing. Trabajos en prensa, radio y TV

Patio de monipodio

Con su amplia experiencia como periodista, escritor y conferenciante, el autor expone sus puntos de vista de la actualidad

VISITAR BLOG

Con la ayuda increíble e inestimable de las llamadas “izquierdas”, con la del miedo a la ultraderecha, con el desgaste, natural, bien poco se han desgastado después de 40 años de seguir machacando Andalucía como cualquier agente de la derecha recalcitrante, Moreno viene a decirse de centro, con un pie en el solar de la CEOE y otro en el de la banca, después de negarse a la subida de salarios y pensiones, a la comunicación ferroviaria de Andalucía con el mundo y consigo mismo, a terminar el metro o actualizar el Puerto de Sevilla, cuando menos tendrá que convencernos de que hacerse el sordo con todas esas carencias -que caer más o menos bien servirá para recibir votos, pero no para gobernar- es un comportamiento regularmente admisible.

Ser de centro sería estar entre dos corrientes, hacer de puente entre ellas, pero según se tome lo mejor o lo peor de cada una, será una decisión inteligente o la peor plaga con que se pueda castigar a la población. Y al menos una gran parte de la población, algo más de la mitad, será siendo bien castigada por Juanma, el sectario y reconocido enemigo de unas comarcas, concretamente Jaén-centro con su capital provincial, zona del Almanzora (este de Granada y norte de Almería) y las provincias administrativas de Cádiz, Huelva y Sevilla, a las que al principio de su legislatura todavía en espera de resultados, ya prometió a sus deudos aislar del resto de Andalucía. Pero todavía hay quien no se entera pese al tácito reconocimiento de los responsables, que dividir a la gente, a las ciudades, es el mecanismo más rentable para mantenerse en el poder incluso laborando contra los intereses de los gobernados.

El estado de abandono de las zonas mencionadas dice muy poco, nada, de la capacidad de Moreno o de su interés en las necesidades de Andalucía. O ambas cosas. No debería bastarle que, pese a todo, en esas zonas haya cosechado parte de su victoria, porque su aversión, reconocida aunque en ambientes reducidos es sabida y pronto será notoria si no cambia ya, pues sigue imponiendo su fobia personal. Los trazados ferroviarios Guadix-Lorca, Algeciras-Santa Ana, La Línea-Jerez y Sevilla-Santa Ana, los corredores Mediterráneo y Atlántico o la conexión de Cádiz y Huelva con las redes generales de España y de Andalucía, siguen esperando sin ni siquiera esperanza de proyecto.

Son hechos. No son las únicas necesidades voluntariamente ignoradas.

TE RECOMENDAMOS