Quantcast
El tiempo en: Andalucía
04/12/2022  

Galicia

Detenidos en A Coruña ocho ciberdelincuentes por actividad en siete provincias

La operación sigue abierta en el ámbito internacional ya que parte de la actividad del grupo se llevaba a cabo desde Brasil

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Ordenador.

La Guardia Civil ha detenido a ocho personas como parte de una operación que ha servido para desarticular un grupo de supuestos ciberdelincuentes especializados en estafas a través de internet con base en la localidad coruñesa de Carballo (A Coruña) y actividad en otras seis provincias, entre ellas Córdoba y Granada.

Según ha informado este jueves el instituto armado en un comunicado, el pasado día 16 se llevaron a cabo tres registros domiciliarios en Carballo que se saldaron con ocho detenidos, entre ellos el cabecilla de la organización.

La operación sigue abierta en el ámbito internacional ya que parte de la actividad del grupo se llevaba a cabo desde Brasil, a donde giraban importantes cantidades del dinero obtenido ilícitamente, y ya se han solicitado "a distintos organismos policiales y judiciales europeos e internacionales órdenes de detenciones de otros implicados".

Las ocho personas detenidas en Galicia eran supuestamente responsables de la estructura de una organización especializada en estafas tecnológicas a través del método "Business Email Compromise", con la fórmula "de la factura", consistente en el pirateo de ordenadores de empresas mediante programas malignos con los que conseguían obtener datos corporativos como nombres, cargos, direcciones o correos electrónicos.

A partir de ellos, suplantaban la identidad de los responsables de operaciones empresariales y enviaban correos contables haciéndose pasar por proveedores habituales en los que indicaban un número de cuenta bancaria diferente al habitual para recibir los pagos.

La Guardia Civil empezó a investigar este caso tras el registro de varias denuncias con nexos comunes sobre estos hechos, procedentes de diferentes provincias como Córdoba, Granada, Toledo, Madrid, Valladolid o Valencia.

"Los detenidos formaban un grupo criminal perfectamente estructurado que tenía definidos sus cometidos", apuntan desde el instituto armado, que describe una red jerárquica con el cabecilla encargado de la coordinación del equipo y del reparto de los beneficios, acompañado de socios más próximos para labores logísticas y de las conocidas como "mulas de dinero" como último eslabón de la cadena.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN