Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Miércoles 16/06/2021

La provincia usa sus ríos para la agricultura y la pesca deportiva

El 52% de los ríos de la provincia transcurren por espacios naturales protegidos

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • El río Barbate ha sido uno de los analizados en el informe elaborado por las asociaciones participantes en el programa
Los ríos de la provincia de Cádiz son aprovechados para el desarrollo de la agricultura, la ganadería y de la pesca recreativa. Así se desprende de un estudio realizado en el transcurso del pasado año por asociaciones conservacionistas a través del programa ‘Andarríos’ de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía.

La propia Consejería lo explica a través de un comunicado en el que señala que un total de 18 asociaciones de voluntarios de Cádiz realizaron el pasado año el seguimiento ambiental a 23 tramos de ríos de la provincia, a través del programa de voluntariado ambiental ‘Andarríos’, impulsado por la citada institución autonómica.

La mayor parte de los tramos seleccionados y muestreados correspondieron a los ríos Arillo, Barbate y Jara (Cuenca Atlántica) Arroyo de la Garganta Barrida (Cuenca del Guadalquivir) y los ríos Hozgarganta, Palmones, Gaduares, Guadalmesí y el Río de la Vega (Cuenca Mediterránea).


La mayoría de las entidades que han participado en este programa de la Junta de Andalucía están relacionadas
con actividades conservacionistas, seguidas de las asociaciones de pescadores, juveniles y de voluntariado. Las entidades participantes han aportado datos como que el 52,2% de los ríos de la provincia pasan por espacios naturales protegidos. Además, entre los análisis realizados destacan la presencia de numerosas especies de flora y fauna protegidas por la legislación andaluza, entre las que destacan el salinete (Aphanius baeticus), endemismo ibérico catalogado "en peligro de extinción" por el Libro Rojo de los Vertebrados y la legislación autonómica, que continúa sobreviviendo en el tramo bajo del Río Vega (Tarifa).

Usos de los ríos

En cuanto a los usos vinculados a los ríos, los de la provincia siguen la misma tendencia que los andaluces. Así los voluntarios han constatado que la mayoría de las actividades que se desarrollan en los tramos seleccionados son recreativas, agrícolas y ganaderas y de pesca deportiva. Asimismo, destaca el aumento de las construcciones ligadas a las urbanizaciones y vías de comunicación, y la disminución de otras tradicionales como los molinos y acequias.

Los voluntarios que participaron durante 2009 en esta iniciativa de la Junta de Andalucía realizaron la inspección durante los meses de primavera recorriendo uno o varios tramos de río para hacer su diagnóstico ambiental. Para el desarrollo de esta actividad la Consejería de Medio Ambiente facilitó a los distintos grupos participantes en la campaña una serie de fichas de tramo y de datos en las que se reflejen datos sobre la calidad ambiental del río (parámetros físico-químicos, biológicos e impactos ambientales), la guía de acción voluntaria 'Conservación de ríos', una mochila en la que se incluye todo el material necesario para el diagnostico ambiental del río y un cuaderno de identificación de especies.

Programa Andarríos

El programa de voluntariado ambiental 'Andarríos', promovido por la Consejería de Medio Ambiente, va dirigido a todas las asociaciones -conservacionistas, culturales, juveniles, deportivas, de vecinos, etc.- ubicadas en cualquier población cercana a un río o zona ribereña que quieran contribuir de forma altruista y voluntaria, en la mejora y conservación de los ríos andaluces.

Esta iniciativa se enmarca en el Programa de Voluntariado Ambiental de la Consejería de Medio Ambiente. Desde su inicio, en el año 1995, han participado en él más de 50.000 personas, en colaboración con entidades sociales, en actividades relacionadas con la defensa del medio forestal, conservación del litoral, medio ambiente urbano, espacios naturales protegidos y la conservación de flora y fauna.

COMENTARIOS