Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Sábado 25/06/2022  

El Loco de la salina

¡Vaya tela!

Me contó que a ella le gustó ir a esa charla con las amigas, pero que esta vez se había quedado un poco bloqueada

Publicado: 21/02/2022 ·
20:48
· Actualizado: 21/02/2022 · 20:49
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Autor

Paco Melero

Licenciado en Filología Hispánica y con un punto de locura por la Lengua Latina y su evolución hasta nuestros días.

El Loco de la salina

Tengo una pregunta que a veces me tortura: estoy loco yo o los locos son los demás. Albert Einstein

VISITAR BLOG

El otro día me llamó mi nieta al manicomio para hablar un ratito conmigo y para contarme algunas cosas que le habían pasado.  Me dijo que había estado en el Cine Almirante junto con unas amigas del Instituto para asistir a una charla sobre cosas de cooperación y voluntariado. Después de preguntarme cómo estaba de loco y si me había tomado las pastillas, me envió un wassap con fotos de unos papeles informativos que les habían repartido sobre la voluntad que hay que tener en esta vida para ser felices o algo así. Antes de colgar me insistió en que leyera un sobrecito rojo que iba entre los papeles y que ya me volvería a llamar cuando yo lo leyera, para aclararle unas dudas que tenía sobre el particular. Yo la notaba inquieta y nerviosa. Me contó que a ella le gustó ir a esa charla con las amigas, pero que esta vez se había quedado un poco bloqueada.

Cuando colgó, me puse a leer el sobrecito rojo chillón que contenía una telita verde de látex de tacto muy suave envuelta en un plástico. En la portada del sobrecito ponía “me gusto”, y después en letras blancas resultonas “Quiérete mucho”, y más abajo, en letras pequeñas: “En tus relaciones usa protección”. Abrí el sobre y les leo el texto que venía al dorso y que les pongo aquí textualmente, para que me ayuden y me orienten sobre qué le digo a mi nieta de 12 años cuando me llame:

“Instrucciones de uso barreras bucales.

1. Cubra en su totalidad la zona donde practique el sexo oral.

2. Utilice sólo una cara, no vale darle la vuelta.

3. Evite lamer en zonas que no estén totalmente cubiertas y evite que su boca entre en contacto con los fluidos vaginales, ya que puede contraer algún tipo de infección o enfermedad de transmisión sexual.

4. Si presenta algún tipo de alergia al látex, evite utilizarlo.

5. Una vez usada, tire la barrera bucal a la basura, nunca al WC.”

El sobrecito trae por detrás los emblemas de la Cruz Roja, del Ministerio de Sanidad y de la Cruz Roja Juventud. Y llevo unos días preocupado esperando que me llame mi nieta, para que le explique de qué va la cosa. Ya sabemos los locos que hoy están de moda la gente guay del Paraguay, y que llevan estos asuntos con una naturalidad que espanta, pero tendré que explicarle a mi nieta de 12 años con qué se come o se bebe eso de practicar el sexo oral y lo de lamer. Y ella es de las que te enlazan una pregunta con otra y un por qué con otro, pero me parece que le voy a decir que me duele la cabeza y que ya hablaremos más adelante.

Por mi parte, hay dos apartados que me llaman la atención. Uno es que me parece que me estoy haciendo viejo, porque me sigue pareciendo de una desvergüenza total darle este sobrecito a niñas de 12 añitos. Creo que una cosa es ser guay y otra es tener el cerebro disminuido. Y el segundo apartado es que, ya puestos en el despelote para mayores, el sobrecito no tiene en cuenta para nada la igualdad que tanto pregonan los guays, porque parece destinado solamente a las mujeres con sus fluidos vaginales, pero no dice nada referido a los hombres.

La cuestión es ¿qué le digo yo ahora a mi nieta?

En fin, por favor, llámenme y me orientan sobre el tema, porque la telita que acompaña al sobre se ha convertido para mí en un ¡vaya tela!

TE RECOMENDAMOS