Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Jueves 07/07/2022  

Huelva

La pandemia triplica la demanda de ayuda psicológica juvenil

Fampa Huelva organiza una jornada para ayudar a las familias a encarar los efectos de la pandemia en la salud mental de los niños y jóvenes

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Niños en el patio de un centro educativo.

Aunque los menores han sido uno de los colectivos menos castigados por los efectos físicos del Covid-19, la pandemia sí que se ha dejado notar en su salud mental, con un aumento en la demanda de asistencia psicológica. Conscientes de esta realidad, la Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Huelva, Fampa Huelva ha organizado una jornada de formación con la que pretende dotar de herramientas a las familias para encarar los efectos psicológicos de la pandemia en niños y jóvenes.

Según ha explicado a Viva Huelva la psicóloga experta en familias Lola Domínguez Sánchez -que se encargará de impartir la jornada formativa el próximo sábado, 19 de febrero, en Valverde del Camino- la pandemia ha tenido un impacto claro en la salud de los menores llegando a “triplicar las consultas psicológicas”.

Especialmente, explica Domínguez, el escenario generado por la incidencia del Covid-19 ha incidido en los jóvenes con efectos como “problemas de sueño, ansiedad y dificultades en las relaciones sociales”.

En este tiempo de confinamiento, cuarentenas y restricciones, señala Domínguez, “el sueño no se ha cuidado como debiera y muchos jóvenes han pasado noches enteras sin dormir abusando de videojuegos y otras tecnologías”.

Además, el miedo a contraer el virus y la comodidad de estar en casa han desembocado en muchas ocasiones en un aislamiento social que ha afectado a los menores, especialmente, a los que se encuentran entre los cursos de 1º y 4ª de ESO. “Son perfiles que no nos encontrábamos antes y con una gravedad, en algunos casos, que nos ha obligado a derivarlos a salud mental”, señala Domínguez.

La psicóloga apunta que el perfil del paciente que ha pasado en mayor número por su consulta corresponde a una chica entre 14 y 16 años.

Cartel de la jornada de formación de Fampa.

Los niños más pequeños, admite Domínguez, “se han adaptado mejor” al escenario pandémico. Sin embargo, advierte, la pandemia también se notará en su desarrollo.

En la jornada del sábado Domínguez enseñará a los padres cómo pueden reconocer si la pandemia está afectando a la salud mental de sus hijos. “Tienen que estar atentos si sus hijos tienen el sueño trastornado, si no quieren salir, les cuesta relacionarse o tienen dolores de barriga o cabeza frecuentes que pueden ser signos de somatización de la ansiedad”, explica la psicóloga.

Si esas señales aparecen, apunta Domínguez, lo primero que hay que hacer es pedir ayuda especializada. “Acudir a un especialista es primordial”, afirma. Al mismo tiempo, la psicóloga destaca la importancia de “convivir con el virus dentro de la rutina diaria, intentar llevar una vida normal”.

TE RECOMENDAMOS