Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Lunes 27/06/2022  

Andalucía

El plan de la Junta para aprovechar la comida en buen estado y que no se desperdicie

La Junta de Andalucía se ha propuesto en su Ley de Economía Circular fomentar el aprovechamiento de "excedentes" de comida "en buen estado

Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Una empleada prepara la comida en el colegio Ortiz de Zuñiga,de Sevilla.

La Junta de Andalucía se ha propuesto en su Ley de Economía Circular fomentar el aprovechamiento de "excedentes" de comida "en buen estado a través de iniciativas sociales tales como bancos de alimentos y comedores sociales, entre otros".

Así se recoge en el proyecto de Ley de Economía Circular que aprobó el Consejo de Gobierno andaluz el pasado mes de diciembre, consultado por Europa Press y que ya ha iniciado su tramitación parlamentaria por el "procedimiento de urgencia" a petición del Ejecutivo autonómico.

Esta iniciativa legislativa de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible dedica su capítulo quinto a "alimentos, nutrientes y bioproductos", donde se aborda la "reducción del desperdicio alimentario" entre otras cuestiones.

Así, en el proyecto de ley se recoge que "la Administración de la Junta de Andalucía fomentará la creación de vías de aprovechamiento de excedentes en buen estado a través de iniciativas sociales tales como bancos de alimentos y comedores sociales, entre otros, permitiendo que los excedentes de comida cocinada puedan ser entregados a entidades sociales y particulares que lo necesiten".

De igual modo, la ley determina que "las administraciones autonómica y local, en el ámbito de sus competencias, impulsarán acuerdos entre entidades de economía social, conforme a la Ley 5/2011, de 29 de marzo, de Economía Social, y empresas del sector de la alimentación, para la donación de productos alimentarios que no hayan sido vendidos o no cumplieran con estándares estéticos para su comercialización, cumpliendo con parámetros de calidad y aptos para el consumo, evitando así su depósito en vertedero".

De igual modo, "conforme a lo establecido en el artículo 9.h) de la Directiva 2008/98/CE sobre los residuos, se fomentará la donación de alimentos y otros medios de redistribución para el consumo humano frente a la alimentación animal, y la transformación en productos no alimenticios", se puede también leer en el proyecto de ley.

BONIFICACIONES PARA REDUCIR EL DESPERDICIO DE ALIMENTOS

La Junta también plantea que las entidades locales puedan establecer, "en las correspondientes ordenanzas sobre la financiación de los servicios de recogida de residuos, bonificaciones en las tasas o, en su caso, en las prestaciones patrimoniales de carácter público no tributario que graven la prestación de dichos servicios de recogida, para aquellas empresas de transformación, distribución alimentaria y de restauración que tengan establecidos, en colaboración" con determinadas "entidades sin fines lucrativos", sistemas de gestión "que reduzcan de forma significativa y verificable el desperdicio de alimentos, siempre que el funcionamiento de dichos sistemas haya sido previamente verificado por las entidades locales respectivas".

Por otro lado, en el proyecto de Ley de Economía Circular "se establece como objetivo una reducción de la generación de residuos alimentarios en la producción primaria, en la transformación y la fabricación, la venta minorista y otros tipos de distribución de alimentos, en restaurantes y servicios alimentarios, así como en los hogares, como contribución a los objetivos de desarrollo sostenible de Naciones Unidas para reducir en un 50% los residuos alimentarios per cápita a escala mundial, en el plano de la venta minorista y de los consumidores, y reducir las pérdidas de alimentos a lo largo de las cadenas de producción y suministro para 2030".

Asimismo, la Junta detalla en esta iniciativa legislativa que "se planificará, mediante un instrumento general en materia de desperdicio alimentario para la comunidad autónoma de Andalucía, la reducción de aquellos residuos que proceden de alimentos que, aun siendo aptos para el consumo humano, no cumplen los criterios de comercialización basados en características físicas, como calibre, color o estética, entre otros".

QUE LOS RESTAURANTES FACILITEN A CLIENTES ALIMENTOS NO CONSUMIDOS

Además, la ley emplaza a las entidades locales andaluzas a elaborar, aprobar, implantar y ejecutar "planes locales de economía circular", en los que, entre otras cuestiones, "deberán abordar la reducción del desperdicio alimentario para contribuir en su ámbito de competencia al cumplimiento de los objetivos dispuestos en los programas estatal y autonómico".

Por otro lado, la Junta también contempla en este proyecto de ley que "los establecimientos de hostelería y restauración deberán facilitar de forma gratuita, a los clientes que lo soliciten, los alimentos que hayan abonado y no los hayan consumido, en envases compostables según la norma UNE EN 13432:2001, a excepción de los establecimientos que ofrezcan bufet o menús colectivos".

TE RECOMENDAMOS