Actualizado: 15:20 CET
Jueves, 06/08/2020

La Policía Nacional interviene tres toneladas de droga en un control en la desembocadura del Guadalquivir

Los agentes detectaron la presencia de una embarcación sospechosa de gran eslora y potencia a la altura de Sanlúcar de Barrameda. Los efectivos del GRECO utilizaron medios aéreos, marítimos y terrestres para interceptar el estupefaciente

  • Los agentes encontraron 47 fardos de hachís en una de las embarcaciones intervenidas
Agentes de la Policía Nacional han intervenido tres toneladas de droga en un control de la desembocadura del Guadalquivir. La actuación preventiva del GRECO (Grupo de Respuesta Especial contra el Crimen Organizado) pone de manifiesto la eficacia de las inspecciones contra el tráfico de hachís en el estuario del río. Los policías detectaron la presencia de una embarcación semirrígida sospechosa, de gran potencia y eslora, a la altura de Sanlúcar de Barrameda en Cádiz. En el dispositivo se han utilizado medios aéreos, marítimos y terrestres.
La actuación preventiva del GRECO pone de manifiesto la eficacia de las inspecciones contra el tráfico de hachís en el estuario del río
Durante uno de los múltiples controles realizados en la desembocadura del río Guadalquivir por los agentes del GRECO del Campo de Gibraltar, se detectó una embarcación semirrígida, a unas cinco millas de la misma, en actitud de espera. A los pocos minutos se localizaron otras dos embarcaciones tipo “foreña” que habían partido de Sanlúcar de Barrameda y se dirigían al lugar donde permanecía la anterior. Cuando se produjo el encuentro entre las tres, los policías pudieron observar como sus tripulantes trasbordaban fardos desde la de mayor tamaño a las más pequeñas. Una vez finalizado el trasvase, la primera de las lanchas regresó a gran velocidad a las costas marroquíes y las otras dos comenzaron a remontar el río Guadalquivir.

Los agentes, que previamente habían solicitado la colaboración de medios aéreos y terrestres, siguieron río arriba a las dos embarcaciones. En un momento determinado, los policías vieron como, a la altura de la zona conocida como “muelle del Real Fernando”, alcanzaban una barca, de las llamadas “anguleras”, fondeada en medio del río. Permanecieron junto a ésta durante media hora y posteriormente ambas embarcaciones emprendieron la huída. Gracias a la intervención del helicóptero de apoyo, los agentes lograron interceptar a una de las embarcaciones y que la otra quedara embarrancada en la orilla.


Con posterioridad se comprobó que la embarcación embarrancada estaba cargada con cuarenta y siete fardos de hachís. Además, con la colaboración de una patrullera de Vigilancia Aduanera, se inspeccionó la embarcación tipo “angulera”, varada en medio del río, encontrando en la misma cuarenta y siete fardos más idénticos a los anteriores.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Prisión sin fianza para el asesino de Calañas
chevron_right
El jurado considera culpable de asesinato a la acusada de matar a un indigente en Lucena