Actualizado: 13:38 CET
Domingo, 17/11/2019

Andalucía

El juez Serrano enfrenta a las asociaciones

Las declaraciones del juez de Familia de Sevilla Francisco Serrano sobre las denuncias falsas han encendido el ambiente y enfrentan a las asociaciones. Unas piden su expulsión y otras rechazan el "delito de autor" que conlleva la Ley de Violencia de Género

  • La presidenta de la Federación de Asociaciones de Separadas y Divorciadas, Ana María Pérez (d), ante los medios.
  • Varias piden su expulsión al CGPJ por su parcialidad
  • Otras critican a las ultrafeministas y a la instauración del "delito de autor"
Una veintena de organizaciones de mujeres pidieron ayer al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) que expulse al juez de familia de Sevilla Francisco Serrano por su "parcialidad" en su ejercicio profesional y estudian si presentan una denuncia contra el magistrado por prevaricación. Frente a ellas, otras 67 asociaciones expresaron su apoyo al magistrado y lanzaron fuertes críticas contra “algunos grupos ultrafeministas”.

Las principales asociaciones de defensa de las mujeres remitieron ayer al presidente del órgano de gobierno de los jueces, Carlos Dívar, un escrito de queja en el que solicitan la apertura de un expediente disciplinario por causa muy grave por sus declaraciones en relación con la violencia de género.

Entre otras manifestaciones, el juez aseguró que "miles de hombres son detenidos por denuncias falsas" a la luz de una normativa inspirada en la "dictadura" del "feminismo radical" y que la Ley Integral encierra "efectos perversos" porque protege "situaciones de abuso".


En el escrito, recuerdan que el juez preside la Asociación Española Multicidisciplinar de Investigación sobre Interferencias Parentales (ASEMIP), que vinculan con los grupos de hombres que para defenderse de una imputación de maltrato acusan a sus parejas de manipular a sus hijos para que pierdan su custodia.

Las mujeres solicitan que se investiguen "las condiciones en que se viene desarrollando el ejercicio profesional" del titular del juzgado de familia número 7 de Sevilla, para determinar si "los presupuestos básicos de su ideología personal le permiten ponderar con racionalidad la temática social de la violencia de género" de que se ocupan los juzgados como el que dirige.

Para Ana María Pérez del Campo, presidenta de la Federación de Mujeres Separadas y Divorciadas, "todas esas ideas son repetición de lo que dicen los grupos de maltratadores y se convierten en altavoces de los que agreden".

"El juez está ejerciendo un maltrato institucional y psicológico", que emplea "para hacer daño a las mujeres, como hace cualquier maltratador, que utiliza el teléfono o a los niños para seguir insultando y maltratando", dijo Covadonga Naredo, de la Federación Progresista de Mujeres.

Además, alegan que estas declaraciones inciden en el proceso de recuperación de las víctimas del maltrato. Según la doctora Lola Aguilar, del Centro de Recuperación Integral de Mujeres y Niños víctimas de violencia de género, "hace que la mujer retroceda en su proceso de recuperación y que piense que no le van a creer porque crean que denuncia en falso".

Ángela Cerrillo, de la Asociación de Mujeres Juristas Themis, recordó que si algunos casos acaban en absolución o archivo, no es porque las denuncias hayan sido falsas, "sino por la dificultad, en ocasiones, de probar el maltrato".

La presidenta de la Federación de Mujeres Progresistas, Yolanda Besteiro, anunció que están analizando si inician otras acciones legales contra el juez.

"Estamos valorando si la falta de objetividad e imparcialidad del juez hace que esas resoluciones que dicta sean injustas y que lo sean a sabiendas", señaló Besteiro, quien opina que no está facultado para aplicar la ley de violencia de género.

"Es como si una persona que defiende las acciones de ETA, juzgara a personas de ETA", concluyó.

67 asociaciones a favor del juez Serrano

Frente a estas acusaciones, un total de 67 asociaciones salieron en defensa del juez Francisco Serrano y condenaron "el regreso al delito de autor", propio de regímenes totalitarios, discriminatorio y que, en el caso de la violencia de genero, prevé condenas mayores para hombres que para mujeres.

En un comunicado conjunto, estas 67 asociaciones aseguran no percibir ninguna de ellas ninguna subvención pública, a diferencia de "algunos grupos ultrafeministas, ligados al poder, como son la Asociación de Juristas Themis, la Federación de Mujeres Progresistas, la Federación de Asociaciones de Mujeres Divorciadas y el Departamento Confederal de la Mujer de la UGT".

El comunicado rechaza que estos grupos "ultrafeministas" hayan hecho llegar "una petición formal al presidente del CGPJ, Carlos Dívar, para que abra expediente disciplinario al juez Serrano e investigue si la ideología personal del magistrado le permite ponderar con racionalidad la temática social de la violencia de género que abordan los Juzgados de Familia en España."

También recuerdan que el juez Serrano "ha sido galardonado en varias ocasiones por su lucha a favor de las mujeres maltratadas y violadas, así como por su defensa de los derechos de los niños, ha sacado a la luz lo que constituye ya un enorme clamor social, que todavía algunos no se atreven a denunciar por mantener intacta su corrección política."

"Al igual que pretendieron en su día hacer con la jueza ex decana de Barcelona, María Sanahuja, asociaciones que bajo la bandera feminista defienden en realidad la más cavernaria de la ideología machista, se vuelven a retratar pretendiendo que el CGPJ ahogue la voz de un profesional por el simple hecho de "pensar distinto".

Entre las entidades firmantes figuran "AMBOS, mujeres y hombres por la igualdad efectiva Sevilla", Federación Andaluza por la Defensa de la Igualdad Efectiva (FADIE), Plataforma Feminista por la Custodia Compartida, Dones per la igualdat ì la custòdia compartida (ADIIC), Asociación de Madres y Padres por la Coparentalidad de Andalucía Oriental y Abuelos por la Custodia Compartida.

El coordinador de fiscales también apoya al magistrado

Por otro lado, el coordinador de la Fiscalía de Familia de Sevilla, Daniel Valpuesta, defendió ayer la libertad del juez Francisco Serrano para criticar la Ley de Violencia de Género y consideró "inadmisible" la amenaza de sanciones procedente del Poder Judicial.

Valpuesta indicó a Efe que las manifestaciones de Serrano sobre las denuncias falsas favorecidas por la Ley de Violencia de Género fueron hechas "en el ejercicio de su libertad de expresión y como cualquier otro ciudadano", por lo que ha considerado "inadmisibles" las descalificaciones que ha vertido contra el juez el Observatorio del CGPJ.

Más grave le parece que dichas descalificaciones "vengan de una instancia pública, como es el Observatorio de Violencia de Género", y sobre unas cuestiones que Valpuesta conside´ro que son "opinables" y que disponen de instancias encargadas de estudiar su funcionamiento y decidir si hay que reformarlas.

El juez de Familia 7 de Sevilla, Francisco Serrano, ha expresado públicamente en diferentes ocasiones su opinión de que la Ley de Violencia de Género favorece las denuncias falsas y discrimina al hombre, por lo que el Observatorio del CGPJ le respondió el pasado día 14 diciendo que sus análisis "carecen de rigor" y resultan "inadmisibles", "sin perjuicio de las posibles responsabilidades que pudieran derivarse".

El fiscal coordinador de Familia de Sevilla dijo a Efe que, respecto al fondo de las afirmaciones del juez Serrano, sus análisis están "basados en datos, que están ahí y no se los ha inventado".

Valpuesta, en una opinión que emite a título personal y no como portavoz de la Fiscalía, añadió que, a su juicio, el funcionamiento de la Ley Integral contra la Violencia de Género, su justificación y el uso que se le está dando "son cuestiones opinables y para valorarlo hay que ver caso por caso".

Esta manifestación del fiscal que coordina al ministerio público en temas de Familia y protección de menores de Sevilla se une al apoyo que el juez Serrano ha recibido de las cuatro juezas de Familia de Sevilla, que el pasado día 16 apoyaron públicamente al magistrado y dijeron que las críticas contra él por parte del Observatorio de Violencia de Género son un intento de amedrentarle y "comprometen la libertad de expresión de cualquier ciudadano".

Además de criticar la ley el juez Serrano ha lamentado varias veces que los estudios del Observatorio de Violencia de Género del Poder Judicial se hagan con sentencias condenatorias y no con las denuncias que se archivan.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
Torres y Santos leerán hoy el manifiesto de "Papá no es"
chevron_right
La Junta invita a los diputados catalanes a conocer la realidad del toro