Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Lunes 18/10/2021

Atando Cabos

Lo que callamos.

La salud mental  no es algo a lo que se le dé visibilidad pública

Publicado: 13/10/2021 ·
09:14
· Actualizado: 13/10/2021 · 09:14
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Llamada de socorro
Autor

Remedios Jiménez

Licenciada en Historia, docente jubilada, integrante del Aula Atenea del Ateneo de Jerez y de varios clubes de lectura

Atando Cabos

Es mi forma de desentrañar la maraña informativa. Cuento con la complicidad del lector para llenar los huecos de la ironía

VISITAR BLOG

Hay una película del 91, El príncipe de las mareas, que no he podido olvidar. Dirigida y coprotagonizada por Barbra Streisand, tiene como protagonista a Nick Nolte y fue nominada a varios Oscars.  Narra la vida de Tom Wingo, profesor de literatura y entrenador de fútbol y de su familia. Tom se ha criado con un padre violento, además toda su vida y la de su madre y hermanos está marcada porque sufrieron agresiones sexuales de unos convictos huidos que terminan tiroteados por el hermano mayor. Los entierran y la madre les dice a todos que no hablen jamás del tema: “aquí no ha pasado nada”.Es un trauma horrible lo que les hace silenciar, para ella es la solución práctica para salir adelante. Pero a partir de la muerte del hermano mayor la salud mental de los otros dos hermanos se tambalea, Tom sufre una depresión y su hermana gemela Savanah intenta suicidarse. Para ayudar a su hermana Tom revive su infancia y el terrible incidente a una psiquiatra, sólo aceptando el pasado pueden tener un futuro.

La película me hizo reflexionar sobre lo que callamos, de adultos, de niños y de adolescentes. Pequeños secretos que no compartimos con nadie. Los hemos enterrado también nosotros para salir adelante. Pero siguen ahí, en ese dolor de cabeza crónico, en los ataques de angustia, en ese cuello rígido que se resiste a la fisioterapia, en esa tristeza a la que no ponemos nombre.

Algunas veces nos levantamos con la cara desencajada porque hemos revivido en sueños esas pequeñas partes de nuestra historia que decidimos guardar para nosotros mismos y si nos preguntan qué nos pasa contestamos que no hemos dormido bien o que tenemos algún dolor. Lo del dolor es cierto, pero no es físico.

La salud mental  no es algo a lo que se le dé visibilidad pública, cuando lo hizo Iñigo Errejón en el congreso provocó carcajadas y algún comentario fuera de tono. Ahora el Gobierno ha puesto en marcha un plan nacional de salud mental. Errejón se atrevió a hablar de lo que no se habla, de que muchas personas necesitan pastillas para dormir y para levantarse y que no se podía seguir ignorándolo. El plan está infradotado, sólo cien millones, pero es un primer paso para reconocer el problema.

 

COMENTARIOS