Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Lunes 18/10/2021

El Loco de la salina

También los locos queremos 400 euros

Menos mal que, a pesar de que no nos den nada a los locos, ahí fuera se va a poder respirar un ambiente cultural impresionante.

Publicado: 11/10/2021 ·
14:10
· Actualizado: 11/10/2021 · 14:11
Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Autor

Paco Melero

Licenciado en Filología Hispánica y con un punto de locura por la Lengua Latina y su evolución hasta nuestros días.

El Loco de la salina

"Tengo una pregunta que a veces me tortura: estoy loco yo o los locos son los demás" (Albert Einstein)

VISITAR BLOG

Ha llegado una noticia bomba: que nuestro querido gobierno les va a dar 400 euros por la misma cara a los chavales de 18 años, y el manicomio está revolucionado. Y con razón. Todos los locos nos hemos mosqueado y pedimos el mismo trato, aunque no tengamos esa envidiable edad; entre otras cosas porque también nosotros votamos cuando lleguen las elecciones, que es de lo que se trata. Aquí todo el mundo quiere ahora tener 18 añitos para cobrar, incluso algunos alegan que son jóvenes de espíritu, aunque de cuerpo van sobrados de trienios. Pues ni caso.

Y yo pregunto: ¿los locos no votamos? ¿Acaso no nos viene bien ese dinerito para medicinas y para estar ágiles a la hora de dirigirnos a votar? Es más, si el gobierno nos diera a nosotros 500, lo vamos a votar dos veces o las que haga falta para que sigan los mismos en un mando tan benéfico y magnánimo. Igualito que la oposición, que no da un euro ni para pipas. Así no se pueden ganar unas elecciones. Hay que darle alegría al personal en estos tiempos tan difíciles. Además, hay que dar pronto, porque, si se entera Europa de este asunto, no nos va a dar ni los buenos días. A los locos no nos dan nada, seguramente porque piensan que somos pocos. Sin embargo, yo creo que entre los que vivimos dentro del manicomio y los que viven fuera simulando que son cuerdos, somos una inmensa multitud.

Si algo sujeta nuestro ímpetu demencial es la cantidad de cosas que hay que cumplir para coger ese dinerito. Para empezar, por lo visto, los 400 euros hay que destinarlos a cosas culturales; por poner un ejemplo, a la ópera. Menos mal que ahora se van a poner a estudiar y van a decirnos qué cosas son culturales y cuáles no. Me imagino que para ese estudio tan difícil servirán los miles de asesores que asolan la madre patria. Y, aunque el gobierno ha estado dando capotazos al espinoso asunto de los toros, al final ha tenido que mojarse por culpa de los presupuestos. Ya han dicho que una corrida (sin especificar) no es cultura, pero nosotros tenemos serias duda sobre el particular. Falta por saber si un botellón, con lo que se bebe y la de cosas que se aprende en ellos, es cosa cultural o no.  

Los locos prometemos que, si nos largan los 400, los vamos a destinar a realizar cursos formativos, porque, cuando salgamos del manicomio, tendremos que estar formados para no volver a hacer pamplinas. El problema es que se coman el dinero antes de tiempo, como ya pasó una vez con el de los parados.

Menos mal que, a pesar de que no nos den nada a los locos, ahí fuera se va a poder respirar un ambiente cultural impresionante. La juventud va a parecer otra y no la va a conocer ni la madre que la parió. Estoy seguro de que muchos jóvenes, entre la aportación de sus papás, el bono para alquilar vivienda, el bono cultural, lo que caiga y lo que te rondaré, morena, van a dejar de pensar en tonterías, van a ponerse a leer como locos, se van a centrar y van a cambiar de golpe el país, que buena falta le hace.

En todo caso, como a los locos nos han olvidado y lo que nos van a dar son 400 cortes de manga, voy a presentar una queja en el Ayuntamiento en nombre de mis amigos, y ya me han dado cita para marzo de 2025 como muy pronto.

COMENTARIOS