HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 09:18 CET
Martes, 17/07/2018

Andalucía más que verde

La falacia del salario mínimo interprofesional

No, no voy a decir que sea malo que el Gobierno de España suba el salario mínimo interprofesional (SMI) sino todo lo contrario: es bueno que suba

No, no voy a decir que sea malo que el Gobierno de España suba el salario mínimo interprofesional (SMI) sino todo lo contrario: es bueno que suba y que suba el de toda la gente que esté por debajo de ese umbral mínimo. Es más, ¡qué suba para todo el mundo!

¿No es bueno que suban los sueldos? Entonces, ¿por qué hablar de la falacia del SMI? Pues porque nos están engañando con otra gran mentira del sistema económico vigente: el crecimiento ilimitado. Trato de explicarme.

Se ha firmado recientemente un acuerdo entre el gobierno, la patronal y los sindicatos para que el SMI suba de aquí a 2020, a la vuelta de la esquina, un 20%.  La primera subida del 4% comenzará a aplicarse desde el 1 de enero de 2018 pasando a ser de 735,90 € en 14 pagas, frente a los 707,70 actuales. Si se cumplen las condiciones pactadas, y animados por la propia Unión Europea, en 2020 el SMI en España será de 850 euros. Y es aquí dónde está la trampa, en las condiciones. Estas son, básicamente, dos:

  • El crecimiento del Producto Interior Bruto por encima del 2,5%
  • El crecimiento de la afiliación a la Seguridad Social a una media de 450.000 personas.

Fijaos en el verbo que se repite en ambas condiciones: crecer.

El presidente de Gobierno lo define como una medida “para que la recuperación económica llegue a todos”, y además lo cataloga de “razonable” y “sostenible”. Por otro lado, cuantifica en 530.000 las personas que se beneficiarán y afirma que es un acuerdo que “avanza en la igualdad del empleo”. ¡Casi nada!

Esto… Volviendo a lo de la falacia y el engaño:

Seguimos tomando como referencia para el bienestar de la gente el crecimiento económico, cuando ya nadie sostiene que el crecimiento indefinido sea posible porque nuestro planeta -la casa en la que vivimos- no lo soporta. ¡Ah, pero podemos crecer como país, que es lo que dice el Gobierno! Claro, pero ese crecimiento es a costa de otros países. ¿Te quejarás luego cuando lleguen a tu pueblo migrantes y refugiados?

Basar toda la esperanza de mejora de las personas en el crecimiento es engañarlas, porque crecer indefinidamente no es “sostenible” ni, por tanto, “razonable”. Tampoco se avanza en la igualdad en el empleo cuando se permiten contratos basura y por horas y con despido barato. ¿Entonces, qué hacemos, nos quedamos sin subida de sueldo? No, hay alternativas mucho mejores.

Primero, implantemos en España una Renta Básica Incondicional y que suponga garantizar a toda persona mayor de edad ingresar 450 euros al mes, del tirón, sin pedir papeles ni hacer trámites. Os remito a otros escritos que cuentan cómo es posible su financiación. Si es la primera vez que escuchas esto de Renta Básica Universal decirte que es tan simple como que el Estado paga 450 euros a todo el mundo sin pedir nada a cambio, con lo que se garantiza el fin de la pobreza extrema, se mejora en la igualdad, deja tener sentido trabajar por cuatro perras, etc. Y más aún, probablemente subiría el SMI como daño colateral.

Segundo. ¡Sin crecimiento no hay dinero para mantener el sistema! Si piensas esto llevas razón, pero que tal si en vez de crecer con el sistema lineal nos cambiamos a la economía circular… Bueno vale, me dejo de palabrejas. La economía lineal actual se basa en extraer recursos del planeta: las materias primas se refinan, con este material se fabrican piezas y con las piezas productos que nos venden cada día más y más para poder crecer y crecer (recuerda que más del 2,5% al año) y, por cierto, ¿dónde terminan todas las cosas? Sí, en la basura. Y en cada uno de estos procesos hay un gasto energético brutal y basado mayormente en combustibles fósiles; sí, esos tan buenos que provocan el calentamiento global.

En la propuesta de la economía circular si un producto se rompe o estropea, se repara. Si no se puede reparar se reutilizan sus piezas útiles para ensamblar nuevos productos, y lo que no se puede ni reparar ni reutilizar, se recicla volviéndolo a refinar. Así, con la economía circular no se extrae prácticamente nada del planeta, no hay nada que sea residuo porque todo es materia prima, y se ahorra un montón de energía. ¿Y sabes lo mejor? Que el planeta es más habitable y, para colmo, las empresas siguen sacando beneficio porque ahorran en todos los procesos y siguen vendiendo productos o actualizaciones.

Y tercero… ¡Venga va, crezcamos un poco! Además de una Renta Básica Universal y de una economía circular, podemos permitirnos crecer en aquello que no nos haga daño, aquello que no destruya la Tierra. Podemos crecer en energías limpias y en trabajos que no producen cosas, sino que producen conocimiento, cultura, bienestar, cuidados, salud, arte y buen vivir.

Así que recuerda, que no te engañen más con crecer y crecer y pásate a un mundo mejor, a una España mejor con Renta Básica Universal, economía circular y crecimiento en el buen vivir. ¿Apetece?

Abraham Velázquez

Integrante de la Ejecutiva de EQUO Andalucía Verdes

COMENTARIOS