El tiempo en: Andalucía
Viernes 27/11/2020

Almería

La Jefatura de la Policía: No hubo comunicación de alerta de ningún organismo

El informe aportado al juez indica que los agentes no terminaron de balizar el subterráneo que se anegó "por un requerimiento de urgencia"

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
  • El vehículo.

La Jefatura de la Policía Local de Almería ha informado al juez que investiga si hubo negligencia en la muerte de un hombre que se ahogó tras quedar atrapado su vehículo en el túnel del Tryp durante la gota fría de 2019 de que "no tuvo constancia de ningún tipo de comunicación de alerta activada por parte de ninguna de las diferentes administraciones en los niveles del 1 al 3 reflejado en el Plan de Emergencia".

"Todo lo acontecido superó las previsiones metereológicas previstas para esa noche", sostiene en un informe remitido al Juzgado de Instrucción 5 de Almería, en el que precisa que, "en el día previo a las lluvias, 12 de septiembre, no tenía decretada ninguna alerta por ningún organismo", y que "tan solo" tenía un "email de un aviso amarillo de la Aemet por lluvia en Poniente y Almería capital, que no dio paso a una alerta en cualquiera de sus niveles".

El citado informe, que confirma que el acceso al paso subterráneo no se llegó a cerrar, insiste en hasta tres ocasiones en que "en el municipio de Almería no se había activado ningún tipo de alerta" que hubiera "conllevado, en su caso, la correspondiente movilización de recursos humanos y materiales necesarios" y añade que el posterior aviso naranja "llegó vía email a las 05,52 horas oficial del día 13, cuando ya había pasado la situación de lluvia acontecida durante la madrugada.

Cabe recordar que el servicio unificado de emergencias 112 informó de que la delegada de la Junta de Andalucía en Almería, Maribel Sánchez, había activado el 12 de septiembre a las 23,31 horas la Situación 1 del Plan de Emergencias ante el Riesgo de Inundaciones (PERI) e indicó que este nivel hacía alusión "a la presencia de anegaciones en zonas localizadas cuya atención puede quedar asegurada mediante el empleo de los medios y recursos locales".

Según han informado a Europa Press fuentes del caso, el informe del superintendente jefe remarca que la Policía Local actuó en todo momento "conforme a derecho" y defiende que él mismo "se adelantó" a las indicaciones recibidas por parte de la concejal delegada del Área de Seguridad y Movilidad por "Whatsapp" cuando, tras recibir el comunicado de aviso amarillo, afirma que trasladó a la jefa del turno de noche que "procediera al corte de tráfico en puntos conflictivos de esta ciudad con los medios disponibles a nuestro alcance".

Alude, asimismo, a que la concejal fue informada de la situación y que ella, a su vez, informó al alcalde "para recomendar la activación del Plan de Emergencia Municipal, como así se hizo" si bien no precisa a qué hora, y subraya que, a lo largo de la madrugada del día 13, "hubo en todo momento contacto con todos los efectivos policiales, no habiendo en ningún momento vacío de poder ante las tomas de decisión en Jefatura".


Con respecto a la actuación concreta en el túnel del Tryp o de Los Molinos, el informe detalla que se actuó "con total diligencia en cuánto se evidenció" la situación de emergencia a "partir de una determinada hora" y señala que "con las instrucciones dadas, se procedió a acudir a las zonas conflictivas para ver en qué situación se encontraban por efecto del agua y proceder al cierre con los medios disponibles" que, según subraya, era "cinta de baliza".

Desgrana tres puntos tradicionalmente conflictivos --Rambla del Charco en Costacabana y los dos pasos subterráneos de La Goleta y Los Molinos-- y traslada que dos agentes, una vez cerrado el de La Goleta, "se desplazaron para cerrar" el de Los Molinos.

"Comenzaron su cierre por la parte este, terminando de cerrar dicha entrada, y debiendo abandonar el lugar con motivo de un requerimiento de urgencia, a las 05,27 horas, para prestar auxilio inmediato a una señora que había quedado atrapada en la Rambla de El Alquián", indica la Jefatura de la Policía Local, que añade que "sin ningún tipo de interrupción ni perdida de tiempo se dio órdenes a otros dos agentes para que terminaran de cerrar el túnel".

De acuerdo al relato trasladado al juez instructor "es en ese intervalo de tiempo cuando confluye la entrada en transmisiones por parte del policía de puertas informando de que un ciudadano había penetrado en el fatídico túnel" y la llegada de esos dos agentes "a efectos de ultimar el acordonamiento de lugar".

También recoge que, durante el desarrollo de la actuación policial, se solictó "urgentemente" el servicio de bomberos, "que nos comunicó que no podía mandar ninguna unidad por falta de efectivos al encontrarse colapsados atendiendo servicios urgentes de auxilio".

"ACCEDIERON AL INTERIOR DEL SUBTERRÁNEO PESE A ENCONTRARSE ANEGADO"

En este punto del informe, y después de relatar cómo se actuó ante la emergencia, la Jefatura de la Policía Local apunta que los dos vehículos, unos de ellos el turismo en el que viajaban el fallecido Cheik T.K., de 45 años, y su hermano, y otro conducido por un testigo, accedieron al interior del paso subterráneo "a pesar de encontrarse anegado".

Hace referencia, a continuación, el superintendente jefe al artículo 21 de la ley de tráfico que dice que "el conductor está obligado a respetar los límites de velocidad y a tener en cuenta las condiciones metereológicas de manera que siempre pueda detenerlo dentro de los límites de su campo de visión y ante cualquier obstáculo que pueda presentarse".

"IMPRECISIÓN" EN LA INFORMACIÓN DADA POR EL ALCALDE

El informe aportado al juzgado del magistrado Rafael Soriano también habla de la información que el alcalde, Ramón Fernández-Pacheco, trasladó en la mañana del 13 de septiembre los medios de comunicación sobre la muerte.

Fernández-Pacheco manifestó entonces que cuando los agentes estaban "actuando precisamente en ese túnel, se había aproximado un vehículo a velocidad excesiva proveniente de la Carretera de Ronda" y afirmó que le habían "hecho señales y dado instrucciones para que aminorase la marcha", pero que el conductor "las había desatendido".

"El que la información trasladada tuviera un cierto carácter confuso se debió a la tensión del momento, si bien hay que señalar que toda la información facilitada a los cargos públicos se emitió con toda rapidez y fluidez", concluye el informe, que finaliza diciendo que "todo ello desencadenó que parte de la información publicada en los medios de comunicación fuera imprecisa, induciendo a error sobre lo ocurrido".

DECLARACIONES POLICIALES

El magistrado Rafael Soriano recibió el miércoles la declaración de los dos agentes que no pudieron terminar de "balizar" el acceso al túnel, que se pronunciaron en la misma línea del informe acerca de la secuencia temporal en la actuación policial.

Indicaron en sede judicial como testigos que "no había emergencia decretada", que eran cuatro las patrullas en el turno de noche "como habitualmente" y que hicieron "lo que les mandaron". Añadieron que esa madrugada, dos patrullas se desplazaron a la evacuación de los residentes en el cámping de Cabo de Gata, arrasado por las riadas; una tercera fue a balizar la Rambla del Charco y que ellos se encargaron de los pasos subterráneos.

En esta línea, corroboraron que "abandonaron" el balizamiento del túnel donde se produjo el accidente mortal a las 05,27 horas para atender un requerimiento de "auxilio urgente" y que se ordenó a otros dos agentes que concluyesen la tarea.

COMENTARIOS