Actualizado: 12:23 CET
Jueves, 09/07/2020

Almería

Piden 22 años y medio a presunta asesina de la pastelera de El Ejido

El cuerpo sin vida de Natalia P. apareció con evidentes signos de violencia septiembre de 2014 en el interior de la panadería-pastelería que regentaba

  • Audiencia de Almería.

La Fiscalía solicita penas que suman 22 años y seis meses de prisión para la presunta asesina de Natalia P., cuyo cuerpo sin vida con evidentes signos de violencia apareció en septiembre de 2014 en el interior de la panadería-pastelería que regentaba en El Ejido.

La acusada, quien será enjuiciada por un tribunal de jurado a partir del 7 de septiembre ante el tribunal de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial, golpeó supuestamente en varias ocasiones en la cabeza a la víctima con un cenicero.

Loreta V., quien permaneció huida durante cinco años, no lo hizo sola, según sostienen tanto el Ministerio Público como la acusación particular que ejerce la hija de la fallecida, aunque el otro investigado en la causa, su compañero sentimental, murió en su país natal, Lituana.

La Fiscalía atribuye a la acusada la presunta comisión de un delito de asesinato con alevosía por el que interesa 18 años de cárcel y otro delito de robo con violencia en casa habitada por el que le pide cuatro años y seis meses de cárcel, según han informado a Europa Press fuentes judiciales.

Al margen de la pena privativa de libertad, solicita que se le prohiba residir en El Ejido por un periodo de 25 años, mismo plazo de tiempo de alejamiento tanto de la hija de la víctima, como de su nieta y en concepto de responsabilidad civil fija la indemnización por daños morales en un total de 140.000 euros.

El auto de hechos justiciables indica que Loreta V, en compañía de otra persona, acudió a la panadería que regentaba Natalia P. sobre las 19,00 horas de 13 de septiembre de 2014, y que, una vez allí, la "atacó de forma sorpresiva con la intención de acabar con su vida".


Añade que Loreta V. y esa segunda persona supuestamente la atacaron con un cenicero y le infligieron golpes en la cabeza que le causaron la muerte. Antes de abandonar el lugar del crimen, se habrían apoderado de un ordenador, un móvil, unos pendientes dorados y dos juegos de llaves, todo tasado en 464 euros y una cantidad indeterminada de dinero de la caja registradora.

OCULTA EN CASAS DE FAMILIARES Y AMIGOS EN LITUANIA

La acusada, de 50 años y sobre la que pesaba una orden de europea de detención y entrega (OEDE), fue detenida en junio de 2019 tras estar cinco años oculta en su país natal, en casas de amigos y de familiares.

La investigación llevada a cabo por la Policía Nacional concluyó que el móvil del crimen fue "económico" ya que la fallecida tenía contraída una deuda de 700 euros con la arrestada y su pareja sentimental, fruto de la cual surgieron desavenencias entre ambas partes.

Las primeras pesquisas policiales permitieron identificar a la supuesta autora del crimen así como a una segunda persona, quien la habría acompañado en el momento de cometer el crimen. La víctima fue hallada muerta con evidentes signos de violencia en el interior de la confitería en la que trabajaba, si bien por las características que presentaba la escena se descartó el robo como móvil desde el primer momento.

El cuerpo sin vida de Natasha P. fue encontrado por su hija sobre las 21,45 horas del 13 de septiembre. Fue este familiar quien alertó al 112 del hallazgo del cadáver, que se encontraba "tumbado en el suelo y con un charco de sangre alrededor".

La vista oral con jurado popular dará comienzo el día 7 de septiembre y está previsto que la entrega del veredicto se produzca el día 15. La acusación particular eleva a 20 años la pena de prisión por el delito de asesinato con alevosía y el resto de penas coinciden con las formuladas por el Ministerio Fiscal. Añade una indemnización de 70.000 euros para la nieta de la víctima.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
TSJA confirma pena de 15 años por dejar morir desangrada a su pareja
chevron_right
La captura de gamba roja "desaparece" con las nuevas normas