Actualizado: 21:20 CET
Lunes, 01/06/2020

Almería

Despedidas digitales para suplir la falta de velatorios de fallecidos

Con publicaciones a través de redes sociales en las que dedicar un recuerdo al que se ha ido

  • Cementerio.

La imposibilidad de velar como siempre en un tanatorio a los fallecidos durante el confinamiento por la crisis del coronavirus ha provocado que en diferentes municipios se haya decidido despedir a sus vecinos de forma "digital", con publicaciones a través de redes sociales en las que dedicar un recuerdo al que se ha ido.

Y es que en muchos pueblos el acompañar a los familiares es en sí mismo un acto social que aglutina a buena parte de la sociedad local, que ahora debe permanecer confinada en sus hogares para evitar la propagación del coronavirus.

En el Levante almeriense, en el turístico municipio de Mojácar, que ahora afronta unos días en los que habitualmente se llenan sus calles de personas llegadas de dentro y fuera del país, se ha decidido rendir homenaje a los vecinos que han expirado en las últimas jornadas en su perfil de Facebook.

"Los mojaqueros no hemos podido despedir como se merece a quién nos dejó ayer, por las circunstancias excepcionales que vivimos. Sirva este pequeño homenaje para hacer llegar a su familia y amigos el cariño de todos", reza el cartel que acompaña a la fotografía y datos de cada fallecido.

En este caso, junto a ambas imágenes, se incluye el nombre, fecha de nacimiento y de defunción de cada vecino.

Fuentes municipales han explicado a Efe que durante los últimos días "han expirado cinco o seis personas, todas de manera natural, no por coronavirus -ya que aún no se ha registrado ningún contagio en Mojácar-.

"Estamos haciendo esto de momento, porque cuando sea posible, aunque cada familia haga su propio funeral particular, queremos hacer también uno comunitario para recordar a todos", según las fuentes.

Entre los fallecidos se encuentran "el padre del jefe de la Policía Local, que era yesero y casi la mitad de las casas de Mojácar las ha hecho él" y también han muerto un exconcejal y el americano Rick Polanski, todo un personaje local que llegó al municipio huyendo de la guerra de Vietnam y cuyos hijos no han podido decirle adiós al encontrarse en Estados Unidos.

A no mucha distancia de Mojácar se encuentra el pequeño pueblo de Antas, también en el Levante almeriense. Aquí, como en su localidad vecina, también rinden homenaje a sus muertos a través de Facebook."

"El pueblo de Antas, debido a las circunstancias excepcionales que vivimos, no puede despedir como se merece a nuestra vecina, fallecida esta madrugada a causa de una enfermedad. (Sin relación con el COVID-19)", señalan en una de sus últimas publicaciones El Gobierno local antuso incluye la edad y nombre de la fallecida, así como de sus hijos y añade: "El pueblo de Antas os envía un cariñoso abrazo".

Los tiempos cambian y también la forma de dar el último adiós, especialmente después de que el Gobierno prohibiese los velatorios y pospusiese los funerales hasta después del estado de alarma. Algo que en pueblos como en Mojácar y Antas afecta de forma especial a unos vecinos que, gracias a las nuevas tecnologías, todavía pueden acompañar hoy a aquellos que han perdido.

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Correos cierra una oficina y pone en cuarentena a los trabajadores
chevron_right
El movimiento de pasajeros del Puerto de Almería creció un 11,6 %