Actualizado: 16:23 CET
Martes, 22/09/2020

Almería

Los precios de frutas y hortalizas sortean la crisis sanitaria

El pepino, por su parte, se ha desplomado y ha caído a la mitad de su precio con respeto al año pasado

  • Invernadero de pepinos.

Los precios medios de frutas y hortalizas percibidos por los productores durante el mes de marzo han resistido la crisis sanitaria provocada por la pandemia del Covid-19, de forma que algunos productos como la berenjena, el calabacín, el tomate o el pimiento han registrado un promedio de cotización por encima del mismo mes de 2019, mientras que el pepino, por su parte, se ha desplomado y ha caído a la mitad de su precio con respeto al año pasado.

Según el avance de datos ofrecido por el Observatorio de Precios y Mercados de la Junta de Andalucía, consultado por Europa Press, el precio medio del pimiento en todas sus variedades durante el mes de marzo se ha situado en 95 céntimos de euros por kilo frente a los 79 céntimos de marzo de 2019.

Así, algunas variedades como el pimiento italiano o el pimiento lamuyo han experimentado un cierto crecimiento de venta en el mercado durante las últimas dos semanas, después de que se decretara el estado de alarma, y han cerrado el mes con un precio de 1,44 euros el kilo y 0,98 euros, respectivamente, mientras que el pimiento california, que llegó a estar a 1,03 euros el kilo tras la orden de confinamiento, finalizó marzo a un precio medio de 0,74 euros por kilo. En todos los casos, los precios fueron superiores al cierre de marzo de 2019.

La berenjena también ha presentado un precio medio de 20 céntimos de euro en marzo de 2020 con respecto al mismo mes del pasado año --a una media de 0,45 euros por kilo--, con un incremento progresivo desde la primera semana, que se vendió a 29 céntimos por kilo, hasta cerrar marzo con una cotización de 49 céntimos de media. En el caso de la berenjena rallada, tras el confinamiento llegó a situarse a 80 céntimos de euro por kilo de media.

Otro producto que ha registrado mejores cotizaciones ha sido el calabacín, que en la última semana del mes llegó a venderse a un precio medio de 1,06 euros el kilo frente a los 0,33 euros que registró en la misma semana de 2019. De media durante el mes de marzo, los agricultores han percibido 28 céntimos por kilo más con la venta de calabacín que en 2019.

Así, este producto ha sido uno de los que ha mejorado su cotización de forma progresiva a lo largo del mes, ya que en la primera semana su precio rondaba los 0,23 euros, si bien tras la declaración del estado de alarma se elevó a 0,88 euros por kilo.


EL TOMATE, ESTABLE 

Los precios medios de las diferentes variedades de tomate se han mantenido, en términos generales, en consonancia con los registrados el pasado año, y de forma global el precio del producto ha crecido cuatro céntimos de euros con respecto a marzo de 2019 al situarse a unos 0,65 euros por kilo en la media mensual.

Los datos registrados por el observatorio, tras la orden del confinamiento el tomate asurcado llegó a precios medios de 89 y 91 céntimos por kilo mientras que el tomate pera mostró precios de 70 y 69 céntimos en las últimas dos semanas; unas cotizaciones en origen más estables que obtenidas con las variedades larga vida, que cerró marzo con un precio de 36 céntimos por kilo, o el tomate rama, que pasó de 82 céntimos de euros en la primera semana de confinamiento a 56 céntimos en la segunda.

El pepino, por su parte, ha sido la fruta que peor cotización ha registrado en el mes de marzo tras obtener un precio medio de sus variedades en la última semana de 15 céntimos de euro el kilo frente a los 51 céntimos a los que se vendió la última semana del mismo mes del año anterior.

El precio del pepino en origen ha ido descendiendo deforma progresiva en todas sus variedades --corto, holandés y largo--, con un precio medio en el periodo de 42 céntimos de euro, lo que supone un céntimo menos que en cómputo global del mes de marzo de 2019, con mejores precios en los diferentes tipos salvo en el holandés, que se mostró más inestable en las pizarras.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
Almería suma 8.685 desempleados más tras la explosión del Covid-19
chevron_right
Diputación de Almería activa un teléfono de atención psicológica