Actualizado: 22:21 CET
Jueves, 09/04/2020

Almería

El Ayuntamiento de Mojácar ejecuta el cierre de la discoteca Maui

Impone una sanción de 20.000 euros a los propietarios debido a la "infinidad de denuncias" de vecinos "por el ruido, por suciedad y por las discusiones"

  • Maui Beach Mojácar.

La Policía Local de Mojácar (Almería) ha procedido este martes al precinto de la discoteca a pie de playa 'Maui' en ejecución de la resolución de Alcaldía que decreta el cierre provisional por dos años e impone una sanción de 20.000 euros a los propietarios debido a la "infinidad de denuncias" de vecinos "por el ruido, por suciedad y por las discusiones y gritos producidos por algunos clientes a altas horas de la madrugada".

La resolución de Alcaldía, tras varios encontronazos entre la administración local que preside Rosa Mari Cano (PP) y la mercantil en los últimos años que han llegado a los tribunales, indica que la sociedad Rubia Ascasibar SL es responsable de la infracción grave y que, en tanto no se obtengan las perceptivas licencias, la medida de clausura adoptada en noviembre de 2018 para la suspensión y prohibición de la actividad recreativa de hostelería con música debe mantenerse.

El grupo municipal de PSOE han trasladado su "solidaridad" con los trabajadores y ha criticado la "actitud represiva, autoritaria, arbitraria y sectaria de la alcaldesa del PP que sufren tanto los trabajadores, como los empresarios y los clientes" de la discoteca 'Maui'.

En un comunicado, el concejal Manuel Zamora ha señalado estar "convencido" de que el cierre del establecimiento "podría ser una especie de venganza contra este local" y ha apuntado "una supuesta persecución en toda regla, cuyo nuevo paso ha sido precintarlo.

"Nosotros mismos, como grupo en la oposición, sabemos que el sistema de Rosa María Cano es autoritario, se basa en el ordeno y mando, y en supuestas presiones o amenazas a todo aquel que no se pliegue a sus deseos", ha asegurado.

Zamora ha afirmado que la "situación" de Mojácar "no puede depender del capricho de una regidora cuyo currículum arranca con transfuguismo, pasa por los juzgados tras denuncias por presuntos empadronamientos falsos, o no cumplir con sus obligaciones en la gestión municipal".


"Mientras la economía y el turismo, y con ello el bienestar de Mojácar, languidece año tras año", ha lamentado para abogar porque el municipio "vuelva a ser atractivo para todos aquellos emprendedores que deseen invertir y generen empleo y riqueza con la seguridad de que nadie irá a por ellos".

El Ayuntamiento, por su parte, sostiene que, desde septiembre del 2018, existe un informe técnico del arquitecto técnico municipal en el que se pone de manifiesto que la discoteca Maui está desarrollando una actividad recreativa "de forma irregular" ya que, en la actualidad, "carece de la facultad para ejercer la actividad recreativa que esta desarrollando".

Dicho informe técnico, según añade, insta a adoptar medidas de seguridad provisionales para el mantenimiento de las condiciones de seguridad y "la no perturbación de la normal tranquilidad de las personas y vecinos" y da cuenta "de los perjuicios y molestias acústicas" que el empleo de música causa en el exterior del local.

"INFINIDAD DE DENUNCIAS" 

El Ayuntamiento de Mojácar señala "la infinidad de denuncias de vecinos y comunidades" que han recibido "por el ruido, las molestias producidas por no poder dormir ni descansar, así como por la suciedad con la que amanece la zona y las discusiones y gritos producidos por algunos clientes a altas horas de la madrugada".

Al hilo de esto, recuerda un segundo informe jurídico, de noviembre de 2018, en el que se pone de manifiesto que, de acuerdo con los documentos del expediente municipal de este local y los partes de intervención de la Policía, el establecimiento "esta realizando materialmente una actividad recreativa independientemente a los títulos administrativos habitantes de que disponga".

El citado informe, según remarcan desde el Consistorio, aconsejaba también la incoación de un procedimiento sancionador, así como de unas medidas provisionales consistentes en la clausura preventiva del establecimiento "atendiendo a la gravedad de la infracción".

Ante la "importancia" de estos informes, la junta Local de gobierno, en noviembre de 2018, se decidió incoar un expediente sancionador al haber sido probado que el establecimiento público Maui estaba desarrollando una actividad recreativa de hostelería con música sin disponer de licencias urbanísticas, de actividad y apertura o puesta en marcha, incluyendo el trámite de calificación ambiental.

Tampoco contaba, de acuerdo a este expediente, con autorizaciones administrativas necesarias de acuerdo con la normativa sectorial en materia de espectáculos públicos y actividades recreativas para funcionar como bar con música y precisa que dispone de una licencia obtenida en 1981 para al apertura de una "caseta merendero".

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El portaaviones Juan Carlos I y la fragata Santa María ofrecen visitas
chevron_right
Dos detenidos por presunto tráfico de droga y robos en Vera