Actualizado: 16:25 CET
Miercoles, 19/02/2020

Almería

La Junta declara la existencia del virus rugoso del tomate en Almería

Tras identificar su presencia en seis invernaderos de Vícar y El Ejido (Almería), que han sido declarados como "zona infectada"

  • Tomates.

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía ha declarado oficialmente la existencia en el ámbito de la Comunidad Autónoma del 'Tomato brown rugose fruit virus' (ToBRFV), conocido como el virus rugoso del tomate, tras identificar su presencia en seis invernaderos de Vícar y El Ejido (Almería), que han sido declarados como "zona infectada".

En concreto, según ha trasladado el Gobierno andaluz a través de una resolución en BOJA recogida por Europa Press, el virus ha afectado, por el momento, a un total de 6,25 hectáreas de cultivo que se reparten en nueve recintos, si bien el grueso de los cultivos afectados se han hallado en Vícar, donde se encuentran 5,75 hectáreas infectadas por el virus.

Para erradicarlo, la Junta ha dispuesto que las plantas que se encuentran en cuatro invernaderos de Vícar, que suponen un 4,86 hectáreas del total, sean "destruidas" con el fin de "evitar la dispersión del organismo nocivo", de modo que no quede en los mismos "ningún resto del material vegetal eliminado".

Del mismo modo, en estos invernaderos se procederá a la retirada de las colonias de abejorros antes de la destrucción de cultivos, en caso de que hayan sido empleadas.

Igualmente, el siguiente cultivo "no deberá pertenecer a la familia de las solanáceas", con lo que el siguiente cultivo de este tipo de plantas deberá estar precedido por la "desinfección del suelo" mediante "solarización, cerrando el invernadero al menos 30 días al objeto de elevar la temperatura en su interior, y en caso de emplear sacos de sustrato deberán ser sustituidos". También tendrá que desinfectarse la estructura del invernadero así como sus plásticos, cajas, palets y otros enseres.

En cuanto a las otras dos fincas, al no observarse incidencia del organismo nocivo una vez han sido eliminadas la totalidad de las plantas que presentaban síntomas compatibles con el organismo nocivo así como las próximas a éstas, no se procederá a la destrucción de la totalidad de las plantas presentes en los mismos.

No obstante, en caso de que se observe incidencia del ToBRFV "se procederá a la destrucción de la totalidad de los cultivos", para lo que la Delegación Territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de Almería "realizará un seguimiento exhaustivo de ambos invernaderos".

La destrucción de plantas se deberá realizar de tal forma que se garantice que los restos vegetales "no supongan un riesgo para la dispersión del organismo nocivo", todo ello bajo la supervisión de la Delegación Territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de Almería.

El virus fue identificado a través de una muestra tomada por el Laboratorio de Producción y Sanidad Vegetal de Almería que, ante sus resultados, fue remitida al Laboratorio Nacional de Referencia para virus en especies no leñosas. Fruto de la investigación realizada por la Junta se constató posteriormente su presencia en otros cinco invernaderos.

"Debido a la importancia que tienen los cultivos de tomate y pimiento bajo abrigo para Andalucía, este virus puede llegar a ser una seria amenaza para la agricultura andaluza, fundamentalmente en las provincias de Almería y Granada", ha valorado el departamento que dirige Carmen Crespo a la hora de adoptar la medida.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
La Guardia Civil rescata a una familia de senderistas en Almería
chevron_right
Padres del CEIP Mar Mediterráneo piden más seguridad