Actualizado: 19:09 CET
Jueves, 21/02/2019

Almería

Nuevo impulso al turismo cinematográfico, otra forma de conocer España

Propone bañarse en la gaditana playa de la Caleta como hizo Halle Berry en "Muere otro día" o revivir el famoso duelo de Clint Eastwood en Tabernas

  • Rodaje en el desierto de Tabernas.

Seguir una ruta almodovariana, recorrer la Sierra del Segura bajo la óptica de "Amanece, que no es poco", conocer cómo se recreó la Sevilla del siglo XVI en la del XXI para "La peste" o trasladarse al universo de "Juego de Tronos" a través de sus localizaciones españolas son nuevas oportunidades turísticas que España no quiere desaprovechar.

Aunque ya se han dado pasos en varias comunidades autónomas, la próxima edición de Fitur, que se celebrará del 23 al 27 de enero en Madrid, acogerá por primera vez el espacio Fitur Cine, gracias a un acuerdo entre el organizador ferial Ifema y la Spain Film Commission, que buscarán dinamizar un sector con muchas posibilidades económicas y en el que España está aún muy por detrás de Estados Unidos, Francia o Inglaterra.

Fitur Cine nace para "diversificar la oferta y combatir la estacionalidad, ofreciendo otra forma distinta de ver España", explica a Efe Carlos Rosado, presidente de la Spain Film Commission, para quien se trata de "un paso muy importante para desarrollar una estrategia de rentabilización turística del cine y la televisión". 

Conocer las experiencias que ya se ofrecen dentro y fuera de España "para alumbrar un camino de futuro", entregar el reconocimiento Spain Film Tourism a la producción audiovisual que más ha colaborado en el desarrollo turístico de un destino español y nombrar a embajadores internacionales "que difundan en el extranjero nuestras posibilidades cinematográficas" son algunos de los primeros pasos que se darán en la feria de turismo más importante de nuestro país.

En este sentido, Rosado ha avanzado a Efe que los primeros embajadores serán de la poderosa industria audiovisual de la India, "mercado emergente, país que está produciendo mucho y con el que queremos crear unos vínculos más estrechos".

Además, la Secretaría de Estado de Turismo y la Spain Film Commission firmarán un acuerdo, aún sin presupuesto, cuya primera medida será elaborar un plan estratégico que agrupe todas las iniciativas en torno al turismo cinematográfico.

"Este convenio nos dará la primera herramienta global, de la que España carece, para evaluar el impacto de la vinculación cinéfilo-turista", detalla Rosado, también presidente de Andalucía Film Commission, que se ha convertido en un ejemplo nacional con el impulso de "Andalucía, destino de cine", que propone bañarse en la gaditana playa de la Caleta como hizo Halle Berry en "Muere otro día" o revivir el famoso duelo de Clint Eastwood en "La muerte tenía un precio" en el desierto de Tabernas de Almería.

Rosado confía en el porvenir de este segmento del "turismo de motivaciones". "Tiene una enorme capacidad de crecimiento por la notoriedad nacional e internacional de las películas y series rodadas aquí, como 'La casa de papel'", ficción que se emitió en Antena 3 pero que en su salto internacional con Netflix se convirtió en la serie de habla no inglesa más vista de la plataforma de pago. 

"Hay un catálogo enorme de series y películas por explotar turísticamente", añade, de forma que las localizaciones de cine y televisión "lleguen al gran público a través de nuevos productos turísticos", que se sumen a otros atractivos ya promocionados como sol y playa, cultura y patrimonio o gastronomía.

Según un estudio presentado el pasado abril por TCI Research, 80 millones de viajeros eligen su destino basándose en películas y series de televisión, y el auge que vive la producción audiovisual española augura buenas perspectivas en un sector que permite "potenciar la diferenciación y visibilidad de los territorios".

Ese crecimiento en cantidad y calidad de los rodajes en España se ha producido, explica el presidente de Spain Film Commission, gracias a que "hubo un cambio de percepción en los poderes públicos" que produjo "un punto de inflexión" con la aplicación de incentivos fiscales, lo que ha permitido a nuestro país "competir con mayor capacidad con otros países" e inaugurar una era "brillante en cuanto al número e importancia de grabaciones nacionales e internacionales". 

Rentabilizar este fenómeno supondría además, según Carlos Rosado, "cerrar el círculo virtuoso de la Spain Film Commission, que empieza con la promoción de localizaciones, captación de producciones, asistencia de rodajes para hacerlos eficientes y económicos y, una vez estrenada, con la explotación turística". 

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
Seis proyectos potenciarán reindustrialización Gádor tras cierre
chevron_right
Trabajadores Cemex dicen que ERE sigue y se quedarán "en la calle"