Quantcast
El tiempo en: Andalucía
16/05/2021

Almería

El clan que perpetró 46 robos en casas de Almería, Málaga y Granada acepta penas de 5 años y 21 meses

El grupo, \"altamente especializado\" y \"muy activo\", fue desarticulado en febrero de 2013 en el marco de operación \'Azabache\' desarrollada por la Policía Nacional

Publicidad Ai

Los cinco miembros del clan acusado de perpetrar 46 asaltos a viviendas en las provincias de Almería, Málaga y Granada han aceptado este miércoles penas de entre cinco años y seis meses, y 21 meses de cárcel tras reconocer los hechos en los que se habrían hecho con un botín valorado en 123.261,30 euros.

   Los tres varones de la familia, el patriarca y sus dos yernos, se han conformado con la pena de un año de cárcel por el delito de pertenencia a banda criminal mientras que las mujeres, la matriarca y una de sus hijas, han sido condenadas a seis meses de prisión, según han informado a Europa Press fuentes jurídicas.

   Por el delito continuado de robo con fuerza en casa habitada, del que solo estaban acusados los hombres, considerados autores materiales de los asaltos, uno de los yernos, R.F.C., compañero sentimental de una hija menor de edad del matrimonio, se ha conformado con la pena de cuatro años y seis meses de cárcel mientras que G.S. e I.M. han aceptado cuatro años y tres meses de prisión.

   El tribunal de la Sección Tercera, donde estaba señalado el juicio en varias sesiones que se prolongaban hasta diciembre aunque finalmente se ha resuelto con conformidad tras modificar el fiscal su escrito de acusación, condenará, asimismo, a A.S. y C.I.M., imputadas también de un delito de receptación ya que se encargaban de recepcionar lo robado, que vendían para mandar el dinero a su país natal, Rumania, a 15 meses de prisión.

   El grupo, "altamente especializado" y "muy activo", fue desarticulado en febrero de 2013 en el marco de operación 'Azabache' desarrollada por la Policía Nacional.

   En los registros realizados en los tres domicilios de Vícar que servían de base de operaciones y "cuartel general" al clan se intervinieron gran cantidad de efectos procedentes de robos como relojes, videoconsolas, equipos informáticos, joyas y televisores, así como dinero escondidos en los cajetines de registro de la luz, del agua e incluso, en el interior de los enchufes. En total, se recuperaron pertenencias valoradas en 27.897 euros.

   Los acusados se enfrentaban provisionalmente a penas que oscilaban entre los 11 y los cinco años y seis meses de prisión por violentar el acceso a un total de 46 viviendas desde diciembre de 2011 hasta el 13 de febrero de 2013 cuando fueron sorprendidos por los agentes cuando salían de un edificio ubicado en la calle Granada de la capital almeriense, al que habían accedido causando daños por valor de 100 euros.

"ALTA ESPECIALIZACIÓN"

   El clan, que actuaba "con alta especialización" y "sofisticada jerarquía" para el "reparto de funciones", habría organizado los asaltos, según apuntó en la Policía Nacional, contando con la información que dos de sus integrantes conseguían con las profesiones "tapadera" de fontanero y de cerrajero.

   De este modo, para acceder a los domicilios, bien usaban el método de resbalón, bien utilizaban los respiraderos aunque en la mayoría de las ocasiones solían forzar las puertas o verjas que daban paso a las fincas. Los daños que causaron se han tasado en 6.535 euros.

   Si bien eran los hombres los que se encargaban de planear y ejecutar los robos, las mujeres colaboraban supuestamente en la recepción, ocultamiento, y venta de los objetos sustraídos, así como en la remisión a Rumanía del dinero que obtenían con estos productos.

COMENTARIOS