Publicidad Ai
Publicidad Ai

Almería

Arévalo: "Que yo haya acabado dirigiendo una película tiene más sentido"

"Mi gran pasión es escribir y dirigir", ha afirmado, que opina que cada actor, como persona que es, es un mundo y pone en valor la importancia del trabajo

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • El cineasta Raúl Arévalo conversa con el crítico Gerardo Sánchez. -

El cineasta Raúl Arévalo ha participado en una charla con el crítico y presentador de televisión Gerardo Sánchez en la que ha valorado su trayectoria a largo de los últimos años en los que ha pasado de la intepretación a dirigir películas y escribir guiones.

"Que yo haya acabado dirigiendo una película tiene más sentido porque yo era un niño muy tímido", ha reconocido durante la charla celebrada en la tarde de este domingo en el Patio de Luces del Palacio Provincial de Almería dentro de Festival Internacional de Cine de Almería (Fical), según ha trasladado la Diputación en una nota.

El director ha asegurado haber bebido de los videoclubs y de títulos como 'Karate kid' o 'Cazafantasmas' para acabar haciendo ya sus primeros cortos amateurs con su familia a los doce años. "Pasaba muchas horas jugando a eso y siempre soñé con estar detrás de las cámaras", ha apuntado. No obstante, Arévalo ha desarrollado gran parte de su carrera haciendo las veces de actor, lo cual, dice, le ha servido como escuela para forjar su vertiente de director.

Raúl Arévalo, con una nutrida lista de películas a sus espaldas y grandes títulos desde la labor de actor como 'Azul oscuro casi negro' o 'La isla mínima', se aventuró en el mundo de la dirección en el año 2015 con 'Tarde para la ira'.

"Mi gran pasión es escribir y dirigir", ha afirmado el cineasta, que opina que cada actor, como persona que es, es un mundo y pone en valor la importancia del trabajo en equipo en un rodaje y la capacidad de amoldarse que han de tener todos los agentes implicados.

Así, cree que "es interesante entender que un actor tiene que adaptarse a la forma de trabajar de un director y viceversa, y a partir de ahí llegar a un acuerdo, aunque no esté verbalizado, que fluya", sentido en el que ha puesto como ejemplo a Antonio Banderas y su papel de director en 'El camino de los ingleses': "Cogió a un grupo de actores jóvenes y yo notaba que él entendía que cada uno éramos diferentes, y así nos trataba", ha mencionado.

Arévalo ha recordado, asimismo, sus inicios en la serie 'Compañeros', tras la que estuvo cuatro años sin trabajar como intérprete, alternando labores en cáterin o supermercados. Hasta que participó en el cásting de 'Azul oscuro casi negro', de Daniel Sánchez Arévalo, y pasó a formar parte del elenco de un filme que posteriormente fue ganadora de tres premios Goya. "Desde entonces he tenido mucha suerte y he podido trabajar bastante", ha argumentado.

El director y guionista ha querido analizar el contexto actual en el que la oferta supera a la demanda, con multitud de propuestas audiovisuales en las plataformas digitales que copan los hogares de los consumidores.

"En los últimos años hay mucho trabajo, pero esto es algo delicado porque puede ser que haya peores condiciones o sueldos. Antes había muchas menos series y películas y ahora cada fin de semana se estrenan cinco o seis en cada plataforma". Todo ello ha incidido en la forma de consumir el producto por parte del espectador. "Ahora vemos tantas cosas que es muy difícil que alguna permanezca en nosotros", ha lamentado Arévalo.

Incidiendo en su labor como director, el cineasta ha hecho alusión a la multitud de factores que confluyen en un rodaje. "Hay quien dirá que actuar es fingir, otro que es vivirlo, pero eso es un poco tramposo. Hay veces que alguien hace un papel de una manera muy técnica y conecta y otras que ves a un actor que lo está viviendo de verdad y no te llega. Son tantos los factores implicados en el cine: la posición de la cámara, la iluminación, el sonido, que pueden contribuir a que la interpretación vuele o no termine de llegar", ha desarrollado.

En el lado opuesto, en el del actor, Arévalo ha dado las claves acerca de su método a la hora de afrontar un papel, incidiendo de nuevo en la importancia de adaptarse al contexto. "A la hora de acercarme a un personaje lo hago de una forma muy intuitiva, pero sobre todo viendo cómo son mis compañeros y el director, siendo consciente de mis recursos y mis limitaciones como actor y poniéndome en sus manos. Desde que dirigí respeto mucho más el trabajo del director", ha apostillado.
 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN