Almería

Reincorporan a un sacerdote apartado de la vida pastoral por “conversaciones inapropiadas”

Después de que la Diócesis recibiese una denuncia en la que se apuntaba que éste presuntamente mantenía "conversaciones inapropiadas con un menor"

Publicidad Ai Publicidad Ai
  • Obispado de Almería. -

El Obispado de Almería ha reincorporado a un sacerdote que fue apartado temporalmente de sus "responsabilidades pastorales", después de que la Diócesis recibiese una denuncia en la que se apuntaba que éste presuntamente mantenía "conversaciones inapropiadas con un menor, a punto de cumplir 18 años".

Según ha confirmado a EFE el Obispado a Almería, casi un año después el sacerdote se “reincorpora a la vida pastoral” en una parroquia del norte de la provincia. “Se ha seguido el protocolo establecido por la Santa Sede y, una vez resuelto el proceso, el sacerdote se incorpora a la vida pastoral”, han dicho.

El Obispado ha precisado que esta “conclusión viene del Dicasterio” de Roma “encargado de estos casos”, que ha determinado que “el sacerdote puede reincorporarse a la vida pastoral”, sin precisar si se ha concluido que la denuncia fue falsa o no.

Según explicó el año pasado la Diócesis en un comunicado, el obispo tuvo conocimiento de la denuncia el 20 de septiembre de 2022, y cinco días más tarde decretó la incoación de una investigación previa correspondiente al "canon 1717", a cuyo frente se encontraba como investigador el canciller secretario general del Obispado de Almería.

"Sin menoscabar el derecho a la presunción de inocencia del sacerdote, el obispo lo ha apartado temporalmente de sus responsabilidades pastorales hasta la aclaración de los hechos", señaló la Diócesis.

Asimismo, el Obispado subrayaba de que, independientemente de que estos presuntos hechos se investiguen dentro de la jurisdicción canónica, la Diócesis de Almería "siempre actuará ante cualquier delito contra el sexto mandamiento de conformidad con lo dispuesto en el artículo 13.4 de la Ley de Protección Jurídica al Menor y de acuerdo con la política de cooperación con la jurisdicción estatal exigida por el Papa Francisco".

Además, recalcaron que tras activar el protocolo que la Iglesia "obliga para estos casos", el obispo "seguirá adoptando las medidas necesarias para atender estas denuncias a través de su Oficina para la Protección del Menor y Personas Vulnerables". 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN