Almería

La Junta protegerá como BIC el Santuario de Nuestra Señora de la Consolación de Tices

Se trata de un imponente edificio neoclásico, ejemplo de la arquitectura racionalista

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Santuario de Nuestra Señora de la Consolación de Tices, en Almería. -

La Consejería de Turismo, Cultura y Deporte ha incoado el procedimiento para inscribir en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz (CGPHA), como Bien de Interés Cultural (BIC), con la tipología de Monumento, el Santuario de Nuestra Señora de la Consolación de Tices, en el término municipal de Ohanes (Almería).

Se trata de un imponente edificio neoclásico, ejemplo de la arquitectura racionalista, y en torno al cual se celebra, desde antes de 1625, la festividad la Virgen de Nuestra Señora de Consolación de Tices.

Este inmueble, que quedará protegido en el Catálogo General con la máxima figura de protección, se sitúa en la pedanía de Tices, dentro de la denominada Alta Alpujarra, en el Parque Natural de Sierra Nevada.

Los volúmenes del santuario superan lo que tradicionalmente se denomina ermita y es, además, superior a los de la mayoría de iglesias parroquiales de la comarca, marcando un hito fundamental en un paisaje en el que constituye su seña de identidad.

El actual edificio, obra del arquitecto Juan Puchol, maestro de obra del Arzobispado, comenzó a construirse en agosto de 1800, hace justo ahora 223 años, sobre la base del anterior y terminó su construcción cuatro años más tarde, aunque los trabajos de ornamentación continuaron hasta al menos 1811 con la escultura de la Virgen de Consolación de la fachada principal.

Consta de una sola entrada en la fachada sur y presenta planta centralizada, característica del neoclasicismo.

Además de los valores de carácter arquitectónico, artístico, histórico, etnológico, paisajístico y técnico que posee el edificio, cabe destacar sus valores de representatividad, ya que en torno a este santuario y su Virgen titular se realiza una celebración ya consolidada desde antes de 1625.

Así, a lo largo de su historia el inmueble ha sido depositario de una fuerte devoción y culto a la Virgen de Nuestra Señora de la Consolación de Tices, y con anterioridad a San Marcos, patrón de Ohanes, que durante un tiempo mantuvo la titularidad compartida.

Esta festividad, con su ritualidad asociada, se ha ido transmitiendo de generación en generación durante siglos, dotando a la comarca en general, y a los municipios de Ohanes y Canjáyar en particular, de un fuerte sentimiento de identidad y continuidad.

De forma paralela al Santuario de Nuestra Señora de la Consolación se protegerán también, por su vinculación al Monumento, la escultura de Nuestra Señora de Consolación, obra del imaginero granadino Eduardo Espinosas Cuadros, y el pilar de Tices, que se sitúa en la fachada principal del templo.

 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN