Publicidad Ai
Publicidad Ai

Almería

Martín: la desaladora de Villaricos paliará el agua "que pueda dejar de venir"

Con la que se espera una aportación de hasta 20 hectómetros cúbicos anuales

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • El subdelegado del Gobierno en Almería, José María Martín. -

El subdelegado de Gobierno en Almería, José María Martín, ha asegurado este miércoles que la inversión que realiza el Gobierno para la puesta en marcha de la desaladora del Bajo Almanzora ubicada en el núcleo cuevano de Villaricos, con la que se espera una aportación de hasta 20 hectómetros cúbicos anuales, va a permitir "paliar todo el agua que pueda dejar de venir del trasvase Tajo-Segura".

Así lo ha asegurado ante los medios después de que el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía aprobara este martes un recurso al Tribunal Supremo (TS) con el fin de que el Estado "dé marcha atrás" en el aumento del caudal ecológico del Tajo hasta los 8,6 metros cúbicos por segundo, lo que supone un "recorte" a las aportaciones que se realizan al Levante almeriense.

Martín, quien ha mostrado sus "respetos" ante la decisión del Gobierno andaluz, ha reclamado un mayor apoyo por parte de la Junta a las "importantes" medidas emprendidas por el Ejecutivo para buscar fuentes hídricas alternativas al trasvase, "como es la reparación de la desaladora" que "ha estado desde 2012 sin actividad" tras las inundaciones que asolaron ese año la zona y la inutilizó.

Así, ha apuntado que son las actuales inversiones del Gobierno las que permitirán contar con una nueva aportación de 20 hectómetros cúbicos de agua desalada para el Levante almeriense, que "es mucho más de lo que va a llegar por el trasvase cada año a la provincia de Almería".

"Creo que en esta tierra debemos de apostar por la reutilización de las aguas, la depuración de las aguas y su reutilización, y por el agua desalada", ha dicho el subdelegado, quien dentro de ese trabajo "en clave de sostenibilidad" debe abandonarse la "confrontación entre territorios luchando por si el agua que está en la cabecera del Tajo debe venir a la provincia de Almería".

En esta línea, ha incidido en que entre 2017 y 2018 se produjo un periodo de "once meses seguidos" en los que "no vino ni un solo litro del trasvase" por la falta de precipitaciones en la cabecera del Tajo, dado que "el cambio climático es una cuestión innegable".

"No podemos estar esperando exclusivamente a que los trasvases solucionen una cuestión fundamental", ha dicho Martín, quien cree que con los recursos alternativos se podrá brindar con "seguridad y certeza" agua a los regantes de la zona norte de Almería.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN