Publicidad Ai
Publicidad Ai

Almería

Los promotores del 'Mar de Ágata' frente a Cabo de Gata abandonan el proyecto

Después de que el Gobierno haya eliminado de los Planes de Ordenación del Espacio Marítimo (POEM) esta zona

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Recreación del parque eólico frente al litoral de Cabo de Gata. -

Los promotores del parque eólico marino 'Mar de Ágata', que preveía instalar 20 aerogeneradores flotantes en el tramo litoral entre la Isleta del Moro y Aguamarga, en Cabo de Gata (Almería), ha anunciado este miércoles que "ponen fin" a la iniciativa después de que el Gobierno haya eliminado de los Planes de Ordenación del Espacio Marítimo (POEM) esta zona, señalada inicialmente como de un "alto potencial para la energía eólica marina".

En un comunicado remitido a Europa Press, Sener Renewable Investments y BlueFloat Energy han lamentado la decisión del Ministerio de Transición Ecológica (Miteco) de eliminar la zona (ZAPER) LEBA-1 por su "potencial afección sobre la pesca de arrastre por encima de otras consideraciones de carácter ambiental y socioeconómicas", lo que, según han remarcado, supone un "perjuicio" para el económico, social y energético de Almería "frente a otras provincias andaluzas como Granada o Málaga, donde los POEM sí contemplan zonas para el desarrollo de esta tecnología".

Para los promotores, que según han señalado defendieron ante el Ministerio "la necesidad de excluir la zona LEBA-1 en su parte meridional, de forma que se garantizase que ningún desarrollo eólico marino se situase en el interior del parque natural", con la eliminación "total" de la zona, se "pierde la oportunidad de disponer de la única fuente de generación renovable que podía reemplazar la capacidad que deja la central térmica de Carboneras".

Al hilo de esto, han trasladado su "agradecimiento" a las entidades sociales y colectivos, desde asociaciones ecologistas hasta asociaciones empresariales, pasando por sindicatos, partidos políticos y otros colectivos, "que en todo este tiempo han mostrado su apoyo al proyecto", y "han sabido distinguir sus bondades para el territorio y reconocer la oportunidad que esta iniciativa suponía para el Litoral almeriense en el contexto del desmantelamiento de la central térmica de Carboneras y la inutilización del nudo de transición justa de Litoral".

Los promotores han apuntado que, a lo largo de su tramitación, el proyecto Mar de Ágata "se ha caracterizado por una apuesta por la transparencia" y una" voluntad de mantener un diálogo constante con el territorio".

"En todos los casos, la actitud siempre ha sido constructiva y de escucha, desde el convencimiento de que un proyecto de tal envergadura debía contar con la participación activa del territorio", han remarcado para añadir que "seguirán trabajando en el desarrollo de proyectos en otras zonas del litoral español".

El documento de alcance ambiental del proyecto el Ministerio ya indicó que la actuación propuesta por BlueFloat Energy y Sener se encontraba "muy cerca" de "espacios protegidos" por la Red Natura 2000 como el 'Seco de los Olivos', los fondos marinos del Levante almeriense o el Islote de San Andrés e instaba a que se analizasen y valorasen "las posibles afecciones, tanto directas como indirectas" a estas localizaciones de alto valor.

Recogía, asimismo, que la zona "está ligada" al corredor de paso de cetáceos por el Estrecho de Gibraltar, "con presencia de tortugas marinas y tiburones"; que cuenta con presencia "regular" de ejemplares de la pardela balear, la "especie de ave marina más amenazada de Europa" y calificada "en Peligro Crítico de Extinción", al margen de especies abundantes en invierno como el alcatraz atlántico o el págalo grande y que hay comunidades bentónicas como praderas de Posidonia oceánica y de Cymodocea nodosa.

El documento de alcance trasladó que el Ministerio de Transición Ecológica avisaba de que el parque eólico se situaba a "seis kilómetros" del Seco de los Olivos, y a 7,5 de los fondos marinos del Levante almeriense.

El Ministerio también destacó que, durante las fases de instalación y de funcionamiento del parque eólico marino, "los organismos bentónicos" podían verse afectados "por la alteración y pérdida de hábitats y de individuos" debido a las "tareas de instalación, alteración del comportamiento o la fisiología de los individuos debido a los ruidos, así como otras afecciones debidas a los campos electromagnéticos" y llamó a tener en cuenta en la evaluación "el impacto" que genera "el ruido" sobre la "ictiofauna, tortugas y mamíferos marinos".

"La actividad y el paso de embarcaciones asociado a construcción, reparación y desmantelamiento del parque eólico flotante pueden causar efectos físicos, estrés y cambios fisiológicos, efectos en la capacidad auditiva, daños estructurales y celulares, así como efectos en el comportamiento, desplazamientos, efectos visuales, o desorientación", subrayaba para añadir el "riesgo de colisión, alteración en la cadena trófica y cambios en la composición ecológica del área".

El documento de alcance señaló, asimismo, que, segun el IEO, era "probable" que la zona elegida para instalar los aerogeneradores "se encuentre muy cercana" a las "cabeceras de pequeños cañones submarinos" que suelen albergar comunidades de coralígeno y agregaciones de corales de aguas frías "de alto valor ecológico".

Añadía que el proyecto "afectará directamente" a los caladeros de la zona próximos al puerto de Carboneras y abogaba por tener "especial atención" sobre las praderas de Posidonia oceánica, de Cymodocea nodosa y el Mäerl.

La Junta de Andalucía también consideró que el parque eólico marino "podría resultar incompatible" con la "conservación y desarrollo sostenible" del parque natural de Cabo de Gata, y apunta a "afección directa e indirecta" a los valores "ecológicos y paisajísticos" del espacio "reconocido" como Reserva de la Biosfera, Geoparque mundial y Zona Especialmente Protegida de Importancia para el Mediterráneo.

 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN