Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Martes 06/12/2022  

Almería

Perdonan a una almeriense todas las deudas que acumuló tras divorciarse

La ejecución recibida sobre su vivienda fue "imposible de parar" y la vivienda acabó adjudicada al banco, pero la liquidación no saldó la deuda entera

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Dinero.

Una vecina de Almería ha visto perdonadas todas las deudas que asumió tras su divorcio, casi 40.000 euros, gracias a la Ley de la Segunda Oportunidad, según ha informado este miércoles la Asociación de Ayuda al Endeudamiento.

En una nota, el colectivo ha explicado que el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 6 de Roquetas de Mar (Almería) ha concedido a la mujer el beneficio de la exoneración del pasivo insatisfecho, algo que se hace extensivo a los créditos ordinarios y subordinados, a excepción de los de derecho público y por alimentos.

Según ha indicado, en 2008, tras poner fin a su matrimonio, asumió la responsabilidad del 50 % de las deudas conyugales. "La poca implicación de la otra parte generó muchas reclamaciones a su persona, terminando en impagos de la deuda y amenazas de embargo", han dicho.

La ejecución recibida sobre su vivienda fue "imposible de parar" y la vivienda acabó adjudicada al banco, pero la liquidación no saldó la deuda entera y le reclamaban casi 40.000 euros, y según la fuente "teniendo en cuenta que tenía 4 hijos que mantener y que solo contaba con sus ingresos por incapacidad, por sí sola era inviable que solucionara el problema".

En 2020, la mujer contactó con los abogados de la Asociación de Ayuda al Endeudamiento. Los letrados estudiaron su caso y comprobaron que era "evidente la necesidad de tramitar la Ley de la Segunda Oportunidad".

Según ha explicado Pepe Domínguez, abogado de la Asociación, "las personas que normalizan el no poder afrontar sus deudas y huir constantemente de embargos y tener bienes a su nombre se muestran incrédulas ante este procedimiento".

"Afortunadamente, esta asociada se convenció de que la Ley de la Segunda Oportunidad era su única salida y hoy estamos celebrando juntos su nueva vida", ha añadido.

En primer lugar se procedió a suspender judicialmente los embargos y la obligación de pagar los créditos pendientes con la presentación de un preconcurso de acreedores.

Tras esto, se propuso en notaría una propuesta de pagos para abonar una cantidad "asumible al mes" por la interesada a todos los acreedores, quienes rechazaron este intento de acuerdo.

Ha destacado que dicha propuesta de pagos ya no es un requisito para obtener la cancelación de las deudas desde el pasado 26 de septiembre, fecha en que entró en vigor la última reforma concursal.

Una vez certificado el intento de acuerdo, se pidió el perdón de la deuda mediante la solicitud un concurso de acreedores y en este trámite judicial es el juez competente el que estudia si se cumplen los requisitos para acceder a la liberación del 100% de las deudas, que son "ser insolvente, no haber estado declarado en concurso de acreedores en los últimos cinco años y carecer de antecedentes penales socioeconómicos", según la nota.

Tras verificarlo, el Juzgado ha dictado el auto concediendo el Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho (BEPI), lo que deja libres de 36.835,71 euros a esta deudora, "permitiendo esa segunda oportunidad que lleva esperando 15 años".

Desde ahora, los acreedores de la asociada -entre ellos algunos como BBVA, Caixabank o Cetelem- no pueden reclamar nada más ni incluir a la exdeudora en ficheros de morosos.

Ya son más de 95 las exoneraciones de la Asociación de Ayuda al Endeudamiento en lo que va de 2022. 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN