Quantcast
El tiempo en: Andalucía
14/08/2022  

Almería

Piden su expulsión del país por agredir a un niño, su madre y a ocho agentes

Tanto el niño, como su madre, como los guardias y policías presuntamente agredidos sufrieron lesiones de diverso tipo

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai
  • Juzgados de Almería.

La Fiscalía de Almería ha reclamado la expulsión del territorio nacional de un mauritano acusado de lanzar a un niño de 6 años contra el suelo, propinar posteriormente puñetazos en el cuello y la cabeza a la madre de éste y agredir a ocho agentes que acudieron a atender estos presuntos hechos.

Según ha explicado a EFE el abogado Roberto Muiño, personado en esta causa penal, el próximo miércoles el Juzgado de lo Penal número 5 de Almería acogerá por la mañana el juicio rápido contra el presunto agresor, tras haberse incoado diligencias urgentes por lo ocurrido en este municipio almeriense.

En su escrito de calificación, el fiscal sostiene que el acusado S.D., un mauritano en situación irregular en el país, se encontraba sobre las 20:15 horas del pasado 1 de junio en el parque de Los Bajos de Roquetas de Mar.

Allí, "sin mediar motivo alguno" y con "ánimo de menoscabar su integridad física", cogió presuntamente al menor y lo lanzó contra el suelo. Cuando la madre del pequeño fue a socorrerlo, la habría agredido físicamente con sus puños, intentando también sin éxito darle varias patadas.

Debido a esto, seis agentes de la Guardia Civil y otros dos de la Policía Local acudieron al lugar. Una vez allí, "debidamente uniformados", requirieron al hombre que se identificase, orden que fue ignorada por el supuesto agresor.

Así las cosas, procedieron a cachearlo, momento en el que, de forma "sorpresiva" y con "total desprecio" a la labor de los agentes, propinó un "fuerte empujón" y varios manotazos a uno de los guardias, arremetiendo a la vez contra otros cinco guardias y dos policías locales, a los que propinó patadas, puñetazos y mordiscos.

A causa de su "alto grado de agresividad", durante el forcejeo con los agentes provocó daños en el uniforme de varios de ellos, en una linterna, unas gafas de sol y un teléfono móvil, tasados pericialmente en 282 euros.

Tanto el niño, como su madre, como los guardias y policías presuntamente agredidos sufrieron lesiones de diverso tipo, por las que tuvieron que recibir atención médica.

Por estos presuntos hechos S.D. se encuentra acusado por un delito de atentado. por el que se enfrenta a dos años y medio de prisión, y por diez delitos leves de lesiones, por los que la Fiscalía ha solicitado otras tantas multas de dos meses, a razón de 8 euros al día.

No obstante, el fiscal ha interesado que se sustituyan estas penas por la expulsión del acusado del territorio nacional con prohibición la prohibición de regresar a España en el plazo de dos años.

También solicita el Ministerio Público indemnizaciones por un total de 1.880 euros por las lesiones y de 282 euros a los agentes que sufrieron desperfectos en sus uniformes o posesiones.

TE RECOMENDAMOS