Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Viernes 19/08/2022  

Almería

El Tribunal Supremo confirma 16 años de prisión por violación grupal a una mujer en Níjar

Por la violación grupal el 11 de abril de 2016 de una mujer de 24 años en una barriada de la localidad

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Fachada del Tribunal Supremo.

La Sala Segunda del Tribunal Supremo (TS) ha confirmado las condenas de 16 años de cárcel impuesta a tres hombres por la violación grupal el 11 de abril de 2016 de una mujer de 24 años en una barriada de la localidad de Níjar (Almería).

Cada uno de ellos es condenado a 15 años de prisión por la violación y a un año de cárcel por delito de lesiones, y además tendrán que indemnizar a la víctima con 47.500 euros.

El Supremo ha desestimado el recurso de los tres acusados contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que estableció dichas penas, y que las elevó en dos años en relación a las condenas iniciales de la Audiencia Provincial de Almería.

El fallo señala que los hechos tuvieron lugar durante la madrugada del 11 de abril de 2016, cuando la víctima entabló conversación en un pub de la localidad nijareña de Campohermoso con uno de los acusados, que la invitó a salir a la calle a tomar el aire.

La sentencia indica que la mujer se sentía “muy mareada” por la ingesta de bebidas alcohólicas, de forma que llegó a caerse en el local en dos ocasiones, siendo acompañada por este hombre y un segundo acusado.

En la puerta del establecimiento los esperaba el tercer acusado al volante de un vehículo, en el que otro de los dos hombres se subió, introduciendo con ellos a la víctima, mientras el tercer procesado se quedaba fuera.

En un descampado los individuos violaron sucesivamente a la mujer, tras lo cual la trasladaron de nuevo al pub del que habían salido antes.

Al abandonar el local se encontró con dos de los acusados, que se ofrecieron a llevarla a casa, a lo que accedió porque “estaba muy aturdida y confusa por lo ocurrido en las horas previas, de lo que en esos momentos tenía recuerdos difusos”.

Poco después pararon en otro pub para comprar agua para la víctima y fueron interceptados por la Guardia Civil sobre las cuatro de la mañana cuando habían estacionado junto al domicilio de uno de ellos, sin que la víctima llegase a contar nada a los agentes al “no recordar con claridad lo sucedido”.

Además de las lesiones sufridas, la mujer ha tenido que recibir tratamiento psiquiátrico y psicológico. 

TE RECOMENDAMOS