Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Jueves 06/10/2022  

Almería

Subdelegación tramita ya obras de emergencia en la N-340a

Une Almería con Aguadulce, conocida como El Cañarete, tras los últimos desprendimientos que se dieron el pasado sábado

Publicidad Ai
  • Desprendimiento de una roca de gran tamaño.

ANDALUCÍA.-Almería.-Subdelegación tramita ya obras de emergencia ante el último desprendimiento que mantendrá cortado El Cañarete

ALMERÍA, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

El subdelegado de Gobierno de Almería, Manuel de la Fuente, ha señalado este lunes que se ha comenzado a tramitar un expediente para actuar mediante obras de emergencia en la carretera N-340a que une Almería con Aguadulce, conocida como El Cañarete, tras los últimos desprendimientos que se dieron el pasado sábado y que obligarán nuevamente a cortar esta concurrida vía por la que circulan una media de 15.000 vehículos diarios.

Las obras derivadas del desprendimiento de la roca "entera y compacta" "más grande" detectada hasta el momento se quieren realizar de forma paralela a la actuación adjudicada por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) el pasado 5 de abril por 689.199,08 euros para la mejora del sistema de protección contra los desprendimientos, cuyo contrato está pendiente de firma y que "requerirá un plan de trabajo adaptado a la nueva situación", según De la Fuente. Estos trabajos incluyen actuaciones en zonas cercanas pero no en la que se ha producido el último desprendimiento.

"La misma mañana del sábado, técnicos de Carreteras realizaron una primera valoración. El peritaje se está completando y estará listo en los próximos días", ha explicado el subdelegado, quien en este sentido no ha podido, por el momento precisar cuánto se dilatarán los trabajos aunque espera que "sean de menor duración que emergencias anteriores al tratarse de un talud de menor altura".

La carretera de El Cañarete estuvo cerrada por última vez más de ocho y reabrió en mayo de 2021 tras obras de emergencia después de que un desprendimiento de roca en septiembre de 2020 obligase a cerrarla a la circulación.

El subdelegado ha recordado que en El Cañarete se han realizado tres obras de emergencia desde 2019: las primeras, tras los desprendimientos de rocas que tuvieron lugar el 31 de diciembre de 2019, valoradas en 640.000 euros; las segundas se aprobaron tras producirse nuevos desprendimientos en septiembre de 2020, con un presupuesto de 2,57 millones de euros; y las terceras que se aprobaron tras las lluvias torrenciales registradas el 22 de octubre de 2021 y están valoradas en algo más de 300.000 euros.

Estos últimos trabajos comenzaron el pasado 14 de febrero y están aún en ejecución. En total, en estas tres obras de emergencia, el Ministerio ha invertido desde 2019 más de 3,5 millones de euros en esta carretera.

El subdelegado ha recordado que Carreteras ha realizado un estudio geotécnico del estado de la vía, que ha determinado zonas de riesgo alto, medio y bajo en las que deberá actuarse. El Ministerio de Transportes trabaja ya en estas órdenes de estudio, "pero no se pueden dar fechas porque en la redacción del proyecto pueden surgir imprevistos, especialmente por la tramitación ambiental que sea necesaria".

Actualmente, Carreteras está ya redactando el proyecto para las zonas de riesgo alto. "Se trata de un proyecto ambicioso y con un alcance importante", ha explicado De la Fuente.

ACCESO PEATONAL

De otro lado, y ante el acceso de peatones y ciclistas en ocasiones anteriores cuando la carretera se encontraba cerrado al tráfico, el representante del Gobierno en Almería ha opinado que sería una "incongruencia" permitir esta situación puesto que existe una situación de "riesgo", de modo que "no puede pasar nadie".

"No tiene porqué caer una piedra de tres toneladas, pueden caer otras más pequeñas y va el papá o la mamá con la bicicletita y el niño detrás y los arrastra y terminan en el fondo de la playa. Esto es una responsabilidad", ha incidido el subdelegado, quien cree que el corte está "suficientemente anunciado" por lo que quien traspase ese límite lo hará bajo "su estricta responsabilidad".

El tramo de la N340 entre Almería y Aguadulce se encuentra en un acantilado rocoso con alturas superiores a 100 metros y un desarrollo de varios kilómetros. En este macizo, según los estudios, la roca no se encuentra en estado sano sino que existen múltiples fracturas, zonas más blandas que dan lugar a pequeñas y grandes vaguadas que sufren la acción del hielo, agua y viento, que, unido a que se encuentra en una zona sísmica y al ambiente marino, da lugar a la presencia de inestabilidades en una superficie muy extensa. En este sentido se debe remarcar que no es posible considerar el escenario de riesgo cero.

TE RECOMENDAMOS