Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Martes 09/08/2022  

Almería

Bandurrias y capas entre costaleros y mantillas: la tuna en la Semana Santa

No todo es silencio en la Semana Santa, ni todo son saetas cuando pasa la Virgen o el Cristo

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Músicos durante una procesión de la Semana Santa en Almería.

No todo es silencio en la Semana Santa, ni todo son saetas cuando pasa la Virgen o el Cristo. El sonido de bandurrias y panderetas, las canciones propias de la tuna e incluso la presencia de jubones en los varales se han ido consolidando a lo largo de las últimas décadas en procesiones de numerosas ciudades.

Las Semanas Santas de Jaén, Alicante, Zamora, Murcia, Almería, Oviedo y Granada, entre otras ciudades, son testigos de la presencia activa de las tunas en procesiones y actos litúrgicos, y cuyo origen, en la mayoría de los casos, está en las cofradías de los Estudiantes o en la relación de sus respectivas facultades con la historia de los templos donde se guardan las imágenes que procesionan.

La participación de las tunas en la Semana de Pasión abarca diversos espacios y actividades, desde rondar a las monjas de clausura y ser costaleros vistiendo jubón y cervantinos a ofrecer canciones a la Virgen o al Cristo a la salida de los templos o durante el recorrido de las procesiones.

La Tuna Universitaria de Distrito de Jaén lleva más de 40 años cantando cada Lunes Santo en la plaza de la Merced a la Virgen de las Lágrimas en su salida de la iglesia de la Merced, merced a la histórica vinculación con la Cofradía de los Estudiantes.

Fieles a su repertorio para esta fecha, y ante la imagen de la Virgen, alrededor de medio centenar de tunos jienenses cantan "Virgen de amor", "Flor marchita" y "Jaenera salerosa", tal como ha explicado a EFE su portavoz, Luis Gómez.

Los tunos de la Facultad de Derecho de Alicante son "los únicos en España", según ha afirmado a EFE su "maese tunae", Carlos Morales, que ejercen de costaleros portando el traje tradicional de tuna, con sus jubones y greguescos o cervantinos, y su beca roja.

El Miércoles Santo sacan a hombros a Nuestra Señora de la Soledad, "La Marinera", una de las imágenes más antiguas de la Semana Santa de Alicante, pues data de 1710. La talla parte del convento de las Monjas de la Sangre, vinculada a la Facultad de Derecho, pues la historia de este templo recoge episodios del siglo XVII en los que los reos condenados rezaban sus últimas oraciones.

En los días previos al Miércoles Santo, y antes de que las clarisas de este convento, también conocidas como monjas de la Sangre, se trasladaran al monasterio de la Santa Faz en 2019, la tuna de Derecho de Alicante dedicaba varias canciones a estas hermanas, que seguían las letras desde un reservado separado del templo por una cancela.

A 80 kilómetros, en el Jueves Santo de Murcia, la Tuna de Magisterio aguarda en la plaza de la Cruz la llegada de Cristo del Refugio. Lo que empezó en 1990 "casi como un sacrilegio", pues el paso procesiona en silencio, "es actualmente una tradición ya consolidada", ha explicado uno de sus fundadores, Isidoro Cano.

Los tunos murcianos interpretan cuatro canciones: "Invierno", "Silencio", "Murcia dormida" y una adaptación propia de "La hiedra".

En Oviedo, la Tuna Universitaria, vinculada a la Hermandad de los Estudiantes, espera a que el paso de Nuestro Padre Jesús de la Sentencia salga el Jueves Santo de la capilla de la Universidad para cantarle. "Gaudeamus igitus" y "La Saeta" son las composiciones que interpretan los tunos ovetenses, según ha explicado el jefe de esta tuna, Alberto Feijoó.

En Zamora, su tuna universitaria celebra desde 1994 un acto posterior al quinario de la Semana Santa en la iglesia de San Juan, donde le cantan a la Virgen de la Soledad, ha explicado a EFE Antonio Crespo, uno de los tunos fundadores.

Al templo entran con "Estrella de la noche", primero en instrumental y luego cantada, para posteriormente situarse frente al altar y a la imagen de la Virgen para interpretar otras canciones, como "Se marcha la ronda" y una adaptación de "Elsa" dedicada a la Madre.

Almería también es testigo de la presencia de la tuna en la Semana Santa. Su Tuna Universitaria canta ante la Virgen de los Estudiantes, también conocida como la Virgen de la Esperanza, en el Miércoles Santo.

Alrededor de una veintena de tunos se dan cita en este cariñoso y respetuoso acto en el que interpretan "Envidia", "Silencio" y "Noche de ronda", tal como ha explicado su secretario, Rafael Figueredo.

Sin salir de Andalucía y en Miércoles Santo, la Tuna del Distrito Universitario de Granada, vinculada a la Hermandad de la Esclavitud del Santísimo Sacramento y Cofradía Universitaria de Nuestro Señor de la Meditación y María Santísima de los Remedios interpreta ante los pasos "La Endecha", con alguna variación en el texto, y "Flor marchita", respectivamente.

TE RECOMENDAMOS