Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Martes 09/08/2022  

Almería

Piden prisión para dos enfermeras por la muerte de un anciano de una residencia en Almería

Los hechos que serán juzgados tuvieron lugar durante la mañana del 21 de abril de 2017, cuando el anciano se atragantó mientras comía

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Juzgados.

La Fiscalía de Almería pide dos años de prisión para dos enfermeras y un técnico de emergencias sanitarias que presuntamente no adoptaron las medidas sanitarias adecuadas para evitar la muerte de un anciano cuando era trasladado al hospital desde una residencia de mayores.

La calificación del fiscal, a la que ha tenido acceso EFE, señala que los hechos que serán juzgados tuvieron lugar durante la mañana del 21 de abril de 2017, cuando el anciano se atragantó mientras comía.

El hombre fue trasladado a la enfermería del centro al presentar cianosis, dificultad respiratoria, cianosis distal y una saturación del 82 %.

Allí fue atendido por una enfermera de la residencia, que le suministró oxígeno y le realizó la maniobra de Heimlich, lo que hizo que mejorase su situación, aunque presentaba vómitos, mucosidad y reflujo.

Esto último fue comunicado por la enfermera que lo atendió a dos de sus compañeras, las ahora acusadas, quienes decidieron llamar a una ambulancia del seguro para que trasladase al hombre al hospital, "explicando el cuadro que presentaba".

Según el escrito de la Fiscalía, llegó al centro una ambulancia de soporte vital básico conducida por el tercer acusado, un técnico de emergencias sanitarias.

Sin embargo, el anciano falleció ese mismo día cuando era trasladado en esta ambulancia al hospital.

"La muerte se produjo porque el traslado del fallecido en la ambulancia no se hizo adoptando las medidas terapéuticas adecuadas a su estado", sostiene el fiscal, que añade a su vez que este trayecto se hizo sin un facultativo que pudiese atender las "eventualidades que se pudiesen presentar" debido al estado del mayor.

En esta línea, mantiene que esta falta de medidas se debió a la "omisión del deber de cuidado que les correspondía a las acusadas y al acusado, que fueron las personas que en ese momento estaban al cuidado del anciano, y que debían asegurarse de que el traslado se realizase en condiciones que evitasen un riesgo para su vida", incide el fiscal.

Por estos hechos, el Ministerio Público imputa a los tres acusados un delito de homicidio imprudente, por el que solicita penas individuales de dos años de prisión, así como que sean inhabilitados como enfermeras y técnico de emergencias, respectivamente. 

TE RECOMENDAMOS