Quantcast
El tiempo en: Andalucía
22/05/2022  

Almería

La Junta incide en las "limitaciones" al proyecto de hotel en Genoveses

Con "uso turístico" para habilitar un hotel de cuatro estrellas con 30 habitaciones, piscina y un aparcamiento con 70 plazas

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Imagen de la playa de Genoveses, en el parque natural de Cabo de Gata.

La delegada territorial de Desarrollo Sostenible de la Junta en Almería, Raquel Espín, ha incidido este lunes en las "muchas limitaciones" que su departamento ha establecido en la propuesta de resolución que da el visto bueno ambiental al proyecto para rehabilitar el cortijo 'Las Chiqueras' en el paraje de Los Genoveses, en el parque natural Cabo de Gata-Níjar (Almería), con "uso turístico" para habilitar un hotel de cuatro estrellas con 30 habitaciones, piscina y un aparcamiento con 70 plazas; sentido en el que ha recordado además que la licencia final la otorga el Consistorio nijareño.

En declaraciones a los periodistas en Roquetas de Mar, la delegada ha apuntado que el promotor presentó un proyecto cuya tramitación ambiental se inició en 2016, de modo que desde entonces "se ha visto muy limitado" hasta el punto en el que se ve "condicionado a la declaración de interés público por parte del Ayuntamiento de Níjar".

"Lo que tiene que hacer el Ayuntamiento es continuar con el trámite legal y otorgar o no la licencia para hacer el proyecto", ha explicado la delegada después de que el Ayuntamiento solicitara durante el periodo de alegaciones, que finalizó el pasado sábado, la "revisión de oficio" de la propuesta de resolución favorable a la rehabilitación ya que el proyecto contempla "como privado un camino de carácter público", lo que, según remarca, ha sido acreditado en trámite de audiencia "por medio de información catastral aportada por este consistorio".

La propuesta de resolución, que no "es definitiva" según remarcaron desde la Consejería, condiciona la viabilidad de proyecto, como ya se hizo en el dictamen ambiental de abril de 2020, a que los promotores, Torres y González Díaz SL, obtenga la autorización para la reutilización de aguas depuradas para riego de jardines y zonas verdes.

En esta línea, es preciso que el Ayuntamiento de Níjar declare la actuación en el cortijo 'Las Chiqueras' en la Bahía de Genoveses como proyecto "de interés público y social" de acuerdo a lo que se establece para transformaciones de uso en zona calificada como C1 en el Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN) de Cabo de Gata-Níjar.

Con ello, han incidido desde la Junta en que es el gobierno local el que "tiene la última palabra sobre esta iniciativa, cuya tramitación arrancó hace ya seis años", según la administración regional, que ha explicado que es el Consistorio quien tiene la capacidad de decir si quiere este proyecto para Níjar y que la Junta le acompañará "siempre que cumpla la legalidad".

SIN TRASLOCACIÓN DE VOLÚMENES NI APARCAMIENTO

En el dictamen ambiental emitido por la Junta en 2020, se consideró que la actuación promovida por la empresa Torres y González Díaz SL era "compatible" con la normativa del espacio natural protegido después de rechazar el proyecto inicial en 2017, que preveía dos nuevas edificaciones para un total de 13 habitaciones y crear dos "amplias zonas de aparcamiento".

Indicaba que las modificaciones introducidas por el promotor eliminaban, por un lado, la propuesta para "traslocar" un corral de aproximadamente 500 metros cuadrados a otra superficie "separada de las edificaciones existentes", por lo que no aumentaba "la superficie total construida ni altera las características de terreno y paisaje".

Las modificaciones presentadas en noviembre de 2019 también hicieron desaparecer la creación de dos amplias zonas de estacionamiento de vehículos junto al camino de acceso y dejaban "una única zona como servicio a la actividad hotelera" que coincide con terrenos que están "desprovistos" de vegetación donde "no afectaría ni a hábitat ni especies" por las que se declaró este espacio protegido.

"La modificación de la rehabilitación propuesta no aumenta la superficie total construida y no supone nuevas unidades de edificación, de forma que la actuación proyectada mantiene continuidad estructural respecto a las edificaciones existentes, sin que ello suponga alteración de las características topográficas y edáficas del terreno, no afección paisajística", recogía el dictamen

El proyecto ubicado dentro de la finca conocida como El Romeral ya condicionaba la ejecución, no obstante, a que la empresa promotora obtenga la Autorización de Reutilización de Aguas Depuradas para hacer uso en el riego de jardines y zonas verdes.

Advertía, asimismo, de que la fábrica de cuerda de crin que hay en la citada finca debía mantener su función actual, aprobada en 2008, y ser rehabilitada para la "recuperación y puesta en valor" del patrimonio etnográfico y agroambiental de la zona y vinculado al esparto, la ganadería y la explotación cerealista.

Por su parte, el Ayuntamiento de Níjar informó, a instancias de la Junta, de que el uso solicitado sería "compatible" con el "régimen urbanístico del suelo".

PROYECTO

El proyecto básico prevé un presupuesto de contratación de 2.014.495 euros para la remodelación y puesta en marcha de este espacio. En un principio, preveía distribuir 33 habitaciones en seis grupos de viviendas pero, con la modificación, se han reducido a 30 las habitaciones "con la misma capacidad de alojamiento" en cuatro grupos de viviendas.

El aparcamiento tendrá 2.762 metros cuadrados de superficie y una capacidad aproximada de 70 vehículos "sin pavimentación ni iluminación" y con instalación de una pérgola vegetal para "dar cobijo" a 15 vehículos.

El proyecto contempla también un gran patio ajardinado central que comunica el edificio principal con los espacios libres del complejo y con el resto de edificios, de modo que, como "elemento articular" entre la gran zona arbolada existente y los edificios destinados a zonas comunes se situará una piscina "que se caracterizará a la manera de una alberca tradicional".

La empresa justifica el proyecto por el "interés social de la actividad turística sostenible" y la "recuperación patrimonial del intangible cultural que supone el Cortijo de las Chiqueras".

Defiende que el proyecto planteado es "pulcro en respetar los parámetros medioambientales" de la zona, de manera que se trata de una actuación "muy pensada y meditada por la familia" para conseguir un "ecohotel" que "no tiene nada que ver con el Algarrobico".

En esta línea, lo justifica por el "interés social de la actividad turística sostenible" y la "recuperación patrimonial del intangible cultural que supone el Cortijo de las Chiqueras".

TE RECOMENDAMOS