Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Viernes 03/12/2021  

Almería

Mantienen la petición de 12 años al acusado de intentar matar a un hombre con un cúter

La fiscal ha afirmado que ha quedado acreditado por los informes forenses que el acusado tiene capacidad para comprender lo que pasaba

Publicidad AiPublicidad Ai
  • Tribunales.

La Fiscalía de Almería ha mantenido su petición de 12 años de prisión tras la conclusión de la vista oral contra un hombre acusado por presuntamente intentar degollar con un cúter a otro varón en su propio domicilio, quien ha sostenido que hirió a la víctima por accidente durante un forcejeo.

La fiscal ha afirmado que ha quedado acreditado por los informes forenses que el acusado tiene capacidad para comprender lo que pasaba y que pese a ello realizó un "ataque por detrás, de forma inesperada, sorpresivo", que no podía "esperar de ninguna forma un viejo conocido", quien no murió por causas ajenas al autor.

Así, ha mantenido su petición de 12 años de prisión por un delito de asesinato en grado de tentativa, por el que solicita también una orden de alejamiento de 500 metros respecto a la víctima durante diez años y el abono de indemnizaciones por un monto aproximado de 25.000 euros.

La acusación particular ha mantenido también su petición de 15 años de prisión, mientras que la defensa ha reclamado una pena de dos años de cárcel por un delito de lesiones graves y que se aplique la atenuante muy cualificada de resarcimiento del daño, así como que su cliente sufre un "retraso mental".

La víctima ha relatado durante la vista cómo el acusado llegó a su casa a darle el pésame por el fallecimiento de un hermano, tras lo que tomaron unas cervezas y vieron una película. "Viendo que no se iba" le dijo que se iba a acostar, invitándolo así a marcharse.

El agredido sostiene que el acusado se puso en pie, se colocó una chaqueta, fue al baño y al salir de allí le manifestó: "dice la gente que estoy loco, va a ser verdad", y que por la espalda le cortó en el cuello con el cúter, cayendo ambos al suelo cuando se inició un forcejeo, que le pinchó en un dedo para que no llamase por el móvil y que lo dejó solo en casa.

Por su parte, el acusado ha negado que llevase el cúter cuando llegó a la casa de la víctima, sino que lo encontró en el baño y lo sacó para decirle al denunciante que podía matar a alguien con él. Asevera que fue entonces cuando la víctima se abalanzó sobre él, que cayeron al sofá y luego al suelo y fue en este forcejeo en el que resultó herido dicho hombre.

"Le ofrecí ayuda, llevarlo al médico y me dijo que me fuera a mi casa", ha sostenido, apuntando que todo lo que ha declarado la víctima es "mentira".

La persona a la que el agredido llamó solicitando ayuda ha relatado cómo éste le dijo por teléfono que el acusado "le había cortado el cuello". Los forenses han ratificado que la herida podría haber sido mortal de no haber sido atendido.

La calificación de la fiscal, a la que ha tenido acceso Efe, señala que los hechos tuvieron lugar sobre las 23:45 del 31 de marzo del año pasado, cuando el acusado acudió al domicilio de la víctima en un municipio del norte de la provincia de Almería.

Según la fiscal, llevaba con él un cúter ya que tenía el "ánimo de acabar con la vida" de la víctima. Una vez allí, ambos estuvieron bebiendo y viendo la televisión, hasta que sobre las 01:30 horas le pidió al denunciante ir al baño antes de marcharse de la vivienda.

Al salir del baño, ya con el cúter en la mano, se dirigió al sofá en el que estaba sentado el otro hombre, se colocó por detrás, le sujetó la cabeza con una mano y con la otra le cortó el cuello.

Al notar el corte, la víctima se incorporó y forcejeó con el presunto autor de la agresión, cayendo ambos al suelo mientras el procesado gritaba "te tengo que matar", y el perjudicado le decía que se marchara.

Finalmente, según la fiscal, huyó del lugar y dejó allí a la víctima, que perdió una "gran cantidad de sangre" y "asustado y alarmado" llamó a otro hombre que lo llevó al hospital.

TE RECOMENDAMOS