HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 17:47 CET
Lunes, 13/07/2020

Alcalá la Real

Cristóbal Cano: “La IGP no servirá si no ganamos en calidad"

El secretario provincial de UPA llama a mejorar en calidad y diferenciación para aprovechar la oportunidad que supone la aprobación de la IGP “Aceite de Jaén”

  • Cristóbal Cano, secretario provincial de UPA.

La Comisión Europea anunciaba este martes, 19 de mayo, la inclusión del 'Aceite de Jaén' en el registro de denominaciones de origen de la Unión Europea bajo la calificación de Indicación Geográfica Protegida (IGP). Este hecho supone un gran paso a nivel de reconocimiento para los aceites de la Sierra Sur de Jaén, que por primera vez contarán con un paraguas administrativo que permite diferenciar su calidad. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce. En declaraciones a este medio, el secretario provincial de la Unión de Pequeños Agricultores, muestra sus temores de que la nueva IGP no sea aprovechada por el sector olivarero de nuestra comarca, en virtud de la desventaja que, en ciertos aspectos, presenta la comarca respecto a otros territorios de la provincia.

“Se trata de una muy buena noticia para la provincia de Jaén, ya que supone la culminación de un proceso de diez años. Dicho esto, no deja de ser una herramienta que, en función del uso que se haga, pues podrá ser mejor o quedarse en poco para el sector. Se trata de que los aceites que comercialicemos, bajo las condiciones que impone la IGP puedan situarse en el mercado de una forma diferente y generando un mayor valor añadido para estos aceites, pudiendo etiquetarse, en consecuencia, como IGP Aceite de Jaén. Para eso es necesario cumplir los requisitos. Por citar dos de los más relevantes, solo se pueden calificar como aceites con IGP los vírgenes extras y con aceitunas recogidas con fecha máxima 31 de diciembre. Esto significa que no todos los aceites producidos en Jaén se pueden beneficiar de calificarse como “Aceites de Jaén” bajo la Indicación Geográfica Protegida. Aceitunas recogidas, por ejemplo, a partir de enero o febrero, no pueden comercializarse bajo el paraguas de la IGP, del mismo modo que los de calidad virgen, tampoco podrán beneficiarse”.

“En lo que respecta a nuestra comarca, la Sierra Sur, llevamos bastante desventaja respecto a otras zonas productoras de la provincia en este sentido, tanto en el tema de recogida de la aceituna o en la necesidad de producir más vírgenes extra, ya que el porcentaje actual no es especialmente alto. Si queremos aprovechar esta herramienta, tendremos que cambiar la forma de hacer las cosas en nuestra comarca, adelantando la recolección y apostando por la calidad y la diferenciación de nuestros aceites. De nada sirve una IGP para vender aceites lampantes y aceites a granel, como lamentablemente es mayoritario en nuestra comarca, e incluso en nuestra provincia. En la Sierra Sur, por desgracia, no podemos presumir de haber hecho una apuesta por la calidad y la diferenciación de nuestros aceites, si nos comparamos, con otras comarcas de nuestra provincia, que nos llevan bastante ventaja en ese sentido. Ojalá esta IGP sea un incentivo para cambiar la forma de hacer las cosas en nuestra comarca y podamos subirnos al carro de lo que consideramos uno de los últimos trenes que pasan para asegurar la rentabilidad de nuestras explotaciones en el olivar tradicional que presenta unos altos costes de producción y que tiene que verse recompensado en esa diferenciación y calidad”.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Alcalá celebra en junio la lanzadera de empleo Alfabetización Digital
chevron_right
El Ayuntamiento repartirá 4.000 mascarillas para la población infantil