Actualizado: 17:11 CET
Martes, 29/09/2020

Alcalá la Real

Pablo Roldán: el apasionado coleccionista de imágenes de Alcalá

Pablo Roldán atesora un extraordinario archivo con cerca de 2.000 fotografías que retratan la historia de Alcalá en el último siglo

  • Pablo Roldán, con algunas de las imágenes de su colección.

No deja de sorprendernos. A diario, Pablo Roldán Cano comparte en redes sociales fotografías que llevan a muchos a la nostalgia cuando no a recordar cómo era aquel rincón, aquella calle de Alcalá hace décadas. En otras ocasiones nos ofrece instantáneas en las que es posible reconocer incluso personas que ya hace mucho que no están entre nosotros. Es, en definitiva, un verdadera apasionado de nuestro pueblo, que ha hecho de la recopilación de sus imágenes pasadas una verdadera pasión.

“Comencé a coleccionar imágenes cuando me mandaron un video de mi padre en el año en el que fue hermano mayor del Gallardete de Jesús y fue ahí cuando pensé en la oportunidad de empezar con esta afición –nos cuenta–. Empecé a recopilar fotografías antiguas de nuestro pueblo. Y al final ha sido un hobby para mí”.

Preguntado acerca si tiene especial consideración hacia alguna de las fotografías que guarda, asegura que “no podría considerar ninguna imagen más valiosa que el resto, ya que para mí lo son todas. Pero si que tengo favoritas, como la casa de mis abuelos en la calle Ancha o fotografías de mis padres cuando eran jóvenes, además de imágenes en las que se ve claramente la evolución del pueblo y de sus tradiciones como es su Semana Santa”.

Sobre su impresionante colección, responde con modestia. “Hay mucha gente que guarda fotografías de Alcalá. También hay otros que comparten fotos antiguas. Yo las he ido guardando ya que para mí son únicas. Esto me ha hecho alcanzar hoy una colección de entre 1.500 y 2.000 imágenes. No había considerado ningún sistema de clasificación hasta que empecé a compartirlas por redes sociales. Ahora intento seguir un cierto orden para facilitar la visualización de la gente que esté interesada en ellas”.

Entre este inmenso acervo, Pablo tiene también, como ha señalado, imágenes con un especial valor sentimental. Entre ellas destaca “una fotografía de los años 40 más o menos en la cual participan en la procesión del Gallardete de Jesús mi madre, mi hermana y mi abuela, ya que ese año fue mi padre el hermano mayor de dicha cofradía”.

Pablo reconoce que, la actual situación que vivimos, le ha animado aun más a compartir imágenes en las redes. “Al compartirlas por redes sociales habrá gran número de personas que ya las guarden. Pensé en compartirlas ya


que ahora mismo, con la situación de epidemia por la que estamos atravesando, puede ser una  forma de desconectar de esta pesadilla y disfrutar de nuestro pueblo de una forma distinta a la habitual”. Sin duda, disfrutar de este verdadero tesoro para el recuerdo puede poner un granito de arena más para amenizar nuestro tiempo.

 

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Minerva Paredes gana el XI Certamen de Cuentos por la Igualdad
chevron_right
Aplazados los cursos del Poefe programados para marzo, abril y mayo