Actualizado: 19:15 CET
Miercoles, 26/02/2020

Alcalá la Real

Paqui García: “Las cuidadoras familiares seguimos siendo mujeres"

La presidenta de la Asociación Alcalaína de Familiares de Mayores Dependientes “El Buen Amor” nos habla sobre los avances y los retos en este campo

  • Algunas de las mujeres que forman parte de la Asociación "El Buen Amor".

Son muchas las personas que a día de hoy afrontan el cuidado de un familiar en nuestro municipio. Muchas de ellas forman parte de la Asociación “El Buen Amor”, que lleva cerca de dos décadas desarrollando una gran labor de apoyo y de lucha en favor de este colectivo. Hoy la conocemos más de cerca a través de su presidenta, Paqui García Cano.

¿Cuándo y por qué razón surge la Asociación Alcalaína de Familiares de Mayores Dependientes “El Buen Amor”? La Asociación nace en el año 2002, ante la necesidad de ayudas de un grupo de personas que queríamos cuidar a nuestros mayores en nuestro domicilio. La trabajadora social nos ayudó a formar la Asociación.

¿Cree que se ha avanzado mucho en este período? Sí, se ha visibilizado el papel de las cuidadoras familiares, hemos aprendido a cuidarnos para cuidar en las mejores condiciones a nuestras personas mayores. Y a conciliar vida familiar y social con el cuidado, pero esto es imposible sin la ayuda de instituciones.

¿Cuántos asociados hay en este momento y cuál es el perfil más habitual? Actualmente somos 75 personas, todas mujeres excepto un hombre. Las cuidadoras familiares seguimos siendo mujeres, debemos reivindicar el papel del hombre en el cuidado a sus familiares, todavía sigue recayendo la responsabilidad del cuidado en la mujer.

¿Qué motivos suelen mover a las personas que se ponen en contacto con la asociación?  Las personas acuden a la Asociación en busca de ayuda, fundamentalmente para apoyo psicológico ante la necesidad de afrontar los cuidados, y la falta de apoyo familiar e institucional. También acuden para solicitar material técnico que facilite las tareas de atención personal, como grúas, camas articuladas, etc.

¿Cuál es su experiencia personal como familiar de persona dependiente? He estado cuidando a mi madre 14 años con enfermedad de Alzheimer y posteriormente a mi padre 6 años, también con Alzheimer. No tenía ayuda ninguna y era la única cuidadora. Ello me afectó psicológicamente, con depresiones frecuentes, que persisten todavía.

¿Con qué ayudas cuentan en la actualidad? Actualmente y desde el año 2008 tenemos un Programa de Respiro Familiar subvencionado por el Ayuntamiento de Alcalá la Real, de ayuda a domicilio para facilitar la conciliación de la cuidadora con su vida familiar y social. Contamos también con programa de ayuda mutua, nos reunimos mensualmente y contamos con el apoyo de una psicóloga.

¿Cree que hay una suficiente implicación por parte de las administraciones? Desde hace algunos años, la administración es consciente de la necesidad de apoyo a la cuidadora, con programas específicos desde Salud, o en nuestro caso desde el Ayuntamiento de Alcalá la Real. Pero es necesario más apoyo, el aumento de la longevidad de nuestros progenitores con necesidad de cuidados continuos y la edad avanzada de las personas cuidadoras, hace necesario un mayor apoyo a través de programas que faciliten la conciliación de la vida familiar con los cuidados y eviten un deterioro del estado de salud de la persona cuidadora.

¿En qué consisten los programas de ayuda mutua? De forma periódica nos reunimos mensualmente,  a veces con la ayuda de una psicóloga, a fin de afrontar los cuidados de nuestros familiares de la mejor forma posible. Ayudamos a concienciar de la necesidad de buscar apoyos en su entorno familiar y ayuda profesional para que el peso no recaiga solo en la cuidadora.

¿También prestan ayuda técnica, como grúas, camas articuladas, etc. no es cierto? Si, disponemos de camas articuladas, colchones antiescaras, grúas, sillas WC, y sillas de ruedas que se han ido comprando con distintas subvenciones de entidades bancarias, asociaciones y colectivos que han donado dinero, junto con las cuotas de los propios socios y socias. Actualmente tenemos solicitada a la Fundación La Caixa.

¿Constatáis que cada vez hay un mayor número de mayores que viven solos? La mayoría de las personas socias viven con su familia porque necesita ayuda de forma permanente, cuando su estado de salud le impide seguir viviendo solo en su domicilio. Por tanto desconocemos estos datos, pero somos conscientes del problema de la soledad en las personas mayores.

¿A qué otros problemas se suelen enfrentar en la asociación? Nuestra asociación necesita recursos económicos para atender las demandas de las personas socias, en material técnico, del que hay mucha demanda, y de ayuda a domicilio. También en la necesidad de voluntariado para dedicar tiempo a la asociación, muchas de nuestras socias están dedicadas al cuidado de sus mayores y precisamente tiempo es lo que no tienen. La atención psicológica individual es otra de las demandas, pero a la que no podemos hacer frente por la falta de recursos económicos.

Para finalizar, ¿cuáles son las principales demandas que hacen ustedes desde la asociación? El objetivo principal de nuestra asociación es mejorar la calidad de vida de las personas cuidadoras y por tanto de sus familiares dependientes. En este sentido fomentar la implantación de programas de ayuda mutua, voluntariado, ayuda a domicilio,  y cualquier otro que repercuta de forma positiva en las personas dependientes y sus cuidadoras familiares. Por supuesto, la administración pública debe visibilizar la gran labor de las cuidadoras familiares y apoyar programas de este tipo.

 

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Refuerzo a la “libroterapia” en el Hospital de Alcalá
chevron_right
Chicotas, Coro Mixto, Comparsa de Alcalá: tres visiones del Carnaval