Actualizado: 16:33 CET
Martes, 10/12/2019

Alcalá la Real

Rozando la perfección

Elena Montañés, María López, Javier Álvarez y María Teresa Santiburcio son los alumnos con las mejores notas en las recientes pruebas de Selectividad en Alcalá

  • Los cuatro alumnos que han superado el 13 en las Pruebas de Acceso a la Universidad, en Alcalá.

Ocuparán, a buen seguro, cargos de responsabilidad en el futuro; desarrollarán carreras brillantes, alumbrando con su presencia a aquellos que tengan la suerte de coincidir con ellos en sus respectivos puestos de trabajo. Son nuestras mentes más lúcidas, las que podrán permitirse ser aquello que deseen. Recientemente acaban de superar, con notas que dejan la boca abierta, las pruebas de acceso a la universidad, tradicionalmente conocidas como Selectividad. Hoy nos hablan sobre ellos mismos, sobre su presente, su forma de ser, sus aspiraciones y sus sueños.    

Elena Montañés Hidalgo, alumna de Bachillerato de Humanidades y Ciencias Sociales de SAFA, ha obtenido un impresionante 13,21 en las recientes pruebas selectivas. “Creo que lo que me ha permitido obtener una buena calificación ha sido el esfuerzo y la constancia diaria, ya que la prueba de acceso a la universidad no es más que una prueba que trata de valorar los conocimientos adquiridos a lo largo del año. Pienso que siendo constante y centrándote siempre en el objetivo que deseas alcanzar, resulta sencillo adquirir la motivación necesaria para conseguir un buen resultado”, asegura. A la hora de hablar de ella misma, se considera “ trabajadora y responsable. Por otra parte, también soy una persona sociable y muy activa, puesto que para mí, el hecho de pasar tiempo con mis amigos no sólo ayuda a liberar estrés, sino que es algo fundamental para el desarrollo personal y para crecer como persona. Desde mi punto de vista, es necesario saber conjugar adecuadamente la vida social con los estudios, porque en el momento en el que pongamos todo el peso sobre uno de estos dos aspectos, resultaremos perjudicados en cierto modo por ambos lados; por ello es necesario encontrar el equilibrio entre estas dos facetas”.    

Podríamos pensar que estamos ante personas de gustos poco comunes o excepcionales, pero nada más alejado de la realidad. “Una de las cosas que más me gusta hacer es bailar, ya que me ayuda a despejarme y disfruto mucho haciéndolo. Además, me gusta pasar tiempo con mis amigos y salir con ellos, ya que ellos son uno de mis apoyos fundamentales junto con mi familia, por lo que siempre cuento con ellos para hacer mis planes.    Por último, otra de las cosas que más me gusta es viajar, por lo que siempre que tengo la oportunidad intento salir y conocer lugares nuevos; soy, en este aspecto, una persona muy curiosa”.    

También en gustos musicales o literarios María no se aleja de las modas o estándares del momento. “No podría elegir una sola película favorita, ya que hay varias que me han impactado, como Intocable, Lo Imposible o Tres metros sobre el cielo. En cuanto al tema de la lectura, me interesan muchos temas; puedo decir que me han gustado mucho, libros como La ladrona de libros, de Markus Zusak, o Ciudades de papel, de John Green. Respecto a la música, me encanta y la escucho con frecuencia y mucha diversidad, aunque mis favoritos son bachata, reggaetón y a veces flamenco o rap”.    

Preguntada por la actualidad política del país, y aunque aún no ha alcanzado la mayoría de edad, afirma que “hasta cierto punto sí estoy al tanto, ya que siempre procuro ver las noticias, y de hecho me interesa conocer todos los temas de actualidad, entre ellos la política. La razón por la que me interesa este tema es porque considero que las decisiones políticas influyen mucho en la vida de los ciudadanos; es por ello que siempre intento estar al tanto de la actualidad política de España”.    

Finalmente, respecto al futuro, asegura verlo con optimismo. “no solo por los numerosos avances tecnológicos y los nuevos medios que se ponen a nuestro alcance, sino también por el gran cambio de mentalidad que espero que se produzca, para bien, en nuestra sociedad. Y todo ello a pesar de ser consciente de los  muchos problemas que nos amenazan”. A María, que realizará la carrera de Derecho en Madrid, le gustaría ser “una buena jurista, pero aún no tengo clara la profesión que me gustaría ejercer, ya que el campo del Derecho es muy amplio y ofrece numerosas salidas y oportunidades; creo que a día de hoy es prematuro saberlo. Una vez conozca el Derecho desde dentro, me decidiré por la opción que más me atraiga. Aunque a priori, me llama la atención el mundo de la Justicia”.    


Y si de brillantez, madurez y pasión se habla, hay que referirse a toda la que transmite María López Machuca, alumna, durante este curso, del IES Alfonso XI en la modalidad de Bachillerato de Ciencias de la Salud y Premio Extraordinario de Bachillerato. María ha obtenido un 13,18 en las recientes Pruebas de Acceso a la Universidad, una nota tan deslumbrante como su propia personalidad. “Este año que herido prepararme a conciencia. Creo que, en este sentido, he sido bastante eficiente con el tiempo del que disponía, y si por ejemplo tenía de una hora, pues me buscaba una gymkana para que me fuera posible aprenderlo de una forma lúdica para mí en muy poco tiempo”.    

Cuando se le pregunta por ella misma, dice ser “una persona bastante abierta e interesada en temas muy distintos, lo que me permite desarrollar la creatividad y vivir cosas muy distintas; creo que no es bueno, por ejemplo, ver la medicina, que es la carrera que quiero estudiar, de una forma aislada; o la literatura o el arte, que también me encantan, sino que  todo está relacionado y me gusta que sea as. En cuanto a mis aficiones, me gusta mucho debatir, por lo que participo en muchos concursos de debate, me encanta leer, bailar, conocer lugar; pararme en un sitio y describirlo, describir las sensaciones que me produce. Yo diría que soy una apasionada del mundo, me encanta estar muy integrada en él, en las personas, los detalles, los problemas filosóficos”.    

A la hora de hablar de gustos “No tengo una película preferida, podría decir muchos títulos, pero creo que no sería correcto considerarla así. En cuanto a la literatura, de pequeña me encantaba Harry Potter, pero últimamente me ha gustado mucho “Un mundo feliz”, de Aldous Huxley. Me ha hecho plantearme muchas cosas y me ha dado mucho que pensar, aunque, como digo, la filosofía, en general, es algo que me encanta, y me sube la adrenalina. En cuanto a música, me gusta el rock, mi grupo favorito es Queen; sobre todo la música que me haga bailar, que me haga sentir, que me haga levantarme, pero por otro lado, también la música que me haga entender la belleza de las cosas. En ese sentido, la belleza y la minuciosidad de la música clásica me apasiona, pero también el soul, el jazz”.    

En materia de actualidad “He votado en las últimas elecciones, como mayor de 18 años, y creo muy conveniente que todo el mundo haga uso de su derecho al voto, porque es el punto de partida para luego poder debatir, de ejercer mi juicio propio en relación con la ejecución de esa política”.  Y en cuanto al futuro “No sé si voy a vivir mejor o peor que la generación de mis padres. Ellos tenían unas ventajas, que hoy no tenemos, y viceversa. Por ejemplo, el hecho de que tuvieran menos recursos tecnológicos, probablemente les hacía disfrutar más de su vida cotidiana, pero, por otra parte, hoy en día gracias a los móviles, internet, y toda la información de que disponemos, podemos acceder a mucho más. Lo importante creo que es saber utilizar las herramientas nuevas de que disponemos en el ámbito en que se nos requiere”.    “Quiero hacer medicina. Llevo toda mi vida diciendo que no quería ser médico, pero ahora me he dado cuenta de que tengo una vocación muy grande. Me haría muchísima ilusión poder ayudar curando, sobre todo mentalmente, tratando a las personas como se merecen, en el sentido de apoyo. Pero también me atrae muchísimo la investigación. ¿Mi sueño? Hay tantos… Probablemente, el que más, llegar a algo que me permita ser feliz y hacer feliz a los demás, contribuir con algún avance científico, que mejorara un poco la vida de todos. Ya sé que suena muy utópico, pero me haría muy feliz”.    

Cuando María Teresa Santiburcio González nació las Torres Gemelas de Nueva York ya no eran más que un ruinoso recuerdo de la barbarie. Esto da idea de su juventud, que no le impide ser la poseedora de una de las notas más brillantes en la reciente Evau. María Teresa, que ha sido alumna de Bachillerato de Ciencias Sociales en el instituto Alfonso XI y que ha obtenido un 13,08 en las recientes pruebas, muestra coincidencia con algunas de las fórmulas expresadas antes por Elena Montañés.  “Con esfuerzo, constancia y trabajo podemos conseguir todo aquello que nos propongamos pero sobre todo tienes que creer en ti mismo”, confiesa esta joven de 17 años se considera a sí misma “una persona ambiciosa, sincera, trabajadora y sociable”, entre cuyas aficionaes están “viajar, pasar tiempo con mi familia y amigos, jugar a pádel y sobre todo bailar que ha conseguido ayudarme a forzar mi carácter y ha sido una vía de escape en los peores momentos”. Preguntada por sus gustos en cine y literatura, asegura que es más de series que de películas”. En cualquier caso, sorprende descubrir lo mucho que se parece a tantos otros jóvenes de su generación: “Si tuviera que señalar una película favorita diría Los juegos del hambre, mi libro favorito es Ciudades de papel de John Green..., me gusta una gran variedad de géneros musicales pero destacaría el pop y el flamenco”.      

Cuando actualidad y política se sacan a colación, afirma que “todo el mundo debería de estar informado acerca de la actualidad política del país porque todo lo que pasa en el exterior nos va a repercutir en el futuro. La política es el centro del país y en torno a ella gira nuestra vida, por ello, es un tema de gran importancia y me gustaría poder participar activamente en la vida política dentro de unos años”. Respecto a las perspectivas de futuro, “La vida está en continuo avance y contamos con mayores oportunidades que las que nuestros padres disponían, además de tener más medios para formarnos y alcanzar las metas que nos proponemos”, dice. María Teresa ha solicitado el doble grado en Derecho y Administración de Empresas ofertado en la Universidad de Granada “porque son carreras que pueden abrir mi círculo de posibilidades laborales, todavía no sé qué oportunidades se me presentarán en un futuro, pero si pudiera me gustaría trabajar en una multinacional u opositar a la Administración Pública como Inspectora de Hacienda o Registradora de la Propiedad”.

Y finalizamos este repaso con el único chico de este selecto grupo, y tal vez también el menos hablador, aunque no por ello menos brillante. Con sus escasos 17 años y cuatro meses, Javier Álvarez Dorado, alumno de Bachillerato de Ciencias de la Salud del IES Alfonso XI, alcanzaba un 13, 05 en la reciente Selectividad. ¿Cómo lo ha conseguido? “Con esfuerzo, la constancia y la ayuda de mis profesores, familia y amigos”, confiesa humildemente. Se define como trabajador y generoso, aficionado al baloncesto y el voleibol, el pop y el rock”. En cuanto a los estudios que cursará: sí, lo han adivinado. Será médico. ¿Su gran sueño? Ayudar a la gente. No nos cabe duda de que lo cumplirá. 

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Luz verde a la intervención en la muralla de la PuertaNueva de la Mota
chevron_right
Muesco, desde Alcalá, a la vanguardia de la decoración e interiorismo