Actualizado: 13:38 CET
Viernes, 25/09/2020

Alcalá la Real

Mechy Romero, 20 años en la élite del arbitraje

La alcalaína María Mercedes Romero ilustra la creciente presencia y relevancia de la mujer en el deporte español

  • Mechy Romero, durante un partido.

María Mercedes Romero Hinojosa, o familiarmente “Mechy”, es todo un ejemplo de cómo la mujer está rompiendo barreras en el deporte actual y del momento de cambio en el que nos encontramos. Acaba de cumplir 20 años desarrollando su labor como árbitro de la máxima categoría del hockey nacional. Este año, además, ha merecido la confianza de ser elegida para arbitrar la final de la Copa de la Reina, Final Four y final de hockey sala. Por si fuera, la revista Club +Renfe, en su número 41, correspondiente a este mes de junio, la ha elegido como imagen representativa de la mujer en el arbitraje en nuestro país. Es sin duda, su mejor momento. Hoy conocemos más de cerca a esta pionera y apasionada del deporte.

¿Cómo y cuándo decides dedicarte al mundo del arbitraje? Comencé en el mundo del hockey como jugadora, formando parte del primer equipo que hubo en Alcalá la Real.  Pero cuando cumplí los 18 me fui a hacer la carrera de educación física, ya que el deporte era y es mi pasión. A mí vuelta trabajé dando clases de multideporte, natación, entrenando equipos de hockey y fue ahí donde me ofrecieron hacer el curso de árbitro. Lo hice encantada y ahí comenzó mi andadura…

¿Con qué obstáculos te encontraste en tus inicios? La verdad es que yo no he tenido obstáculos para hacerme árbitro. El hockey fue un campo más en mi formación, fui teniendo suerte, buenos resultados que me llevaron a un rápido ascenso.

¿Qué crees que ha cambiado a lo largo de estos 20 años que llevas arbitrando en la máxima categoría del hockey nacional? Han cambiado muchísimas cosas, el hockey es un deporte minoritario, pero poco a poco se ha ido convirtiendo en casi profesional, lo cual nos requiere un nivel de exigencia mucho más alto. En mis primeros años no existían pruebas físicas y en estos últimos años son fundamentales.

Vivimos un momento de crecimiento de audiencias televisivas en el deporte femenino así como de mayor asistencia de público para ver partidos femeninos en distintas categorías, ¿crees que es una moda o algo está cambiando realmente?
Estoy totalmente segura de que algo está cambiando. Llevo asistiendo como árbitra a la Copa de la Reina dieciséis años, y los partidos ni siquiera eran televisados. En estos cuatro o cinco últimos años, me he hecho con una bibliografía de más de 30 a 40 partidos qué he arbitrado y han sido televisados.
Antes era impensable pagar por ver un partido de hockey, ahora las Copas de la Reina y Final Four hay que pagar para verlas.


¿Crees que este crecimiento del seguimiento del deporte femenino corre paralelo a una mejora significativa en las condiciones económicas y laborales de las deportistas en España? Evidentemente se está dando una mayor visibilidad a los deportes minoritarios y se está apostando muy fuerte por el deporte femenino.
La liga Iberdrola está dando un empuje muy muy importante, aunque económicamente aún no se ha visto reflejado espero que con el paso del tiempo así sea.

¿Qué ha supuesto para ti ser escogida como imagen para hablar del arbitraje femenino en España en la edición de junio de la revista Club +Renfe? Ha supuesto una nueva y bonita experiencia, algo más para sumar. Pero lo que realmente ha supuesto para mí, ha sido un reconocimiento a todos los valores que el deporte inculca, sacrificio, esfuerzo... El mundo del arbitraje no es fácil, pero yo he tenido la ayuda incondicional de toda mi familia, mis padres, mis hermanos... Gracias a mi marido y mi hijo que siempre me han apoyado y acompañado he conseguido llegar a lo más alto. Gracias a ellos he conseguido mantenerme durante tantos años, llegar a representar el arbitraje en la revista de Renfe.

Finalmente, en el mundo del arbitraje, ¿qué retos te marcas para el futuro? Nunca me marque metas fijas, mi único objetivo era aprender y disfrutar, tal vez ha sido esto lo que me ha llevado donde estoy. Nunca pensé que podía conseguir llegar a una Copa de la Reina y llevo dieciséis, nunca pensé arbitrar el partido de la final y llevo unas cuantas. Y lo que menos pensé era conseguirlo todo en la misma temporada, y este año he conseguido el triplete. He arbitrado las tres finales posibles: la final de la Copa de la Reina, la final de la Final Four y la final del campeonato de España de sala. Igual que los equipos se sienten orgullosos, hoy yo me siento orgullosa de la temporada que he finalizado. Ahora mi reto para el futuro es seguir disfrutando!

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Padres de niños de asociación Afaníes aprenden a afrontar emergencias
chevron_right
Transmota seguirá promocionando Alcalá la Real por toda Europa