Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Lunes 06/02/2023  

Alcalá la Real

Recuperadas las prestaciones sociales para los empleados del Ayuntamiento

El nuevo reglamento aprobado en el pleno del pasada semana reduce el presupuesto destinado a prestaciones sociales en un 35% y establece un criterio de renta de la unidad familiar para favorecer a aquellas personas de menor renta

El pleno celebrado el pasado día 28 aprobaba el nuevo reglamento de prestaciones sociales del personal del Ayuntamiento alcalaíno. Como se sabe, en el contexto de crisis económica se adoptaron medidas de austeridad dirigidas a disminuir los gastos, entre ellos, los derivados de las prestaciones sociales, dentro del consistorio alcalaíno. Por este motivo, se dictó resolución de Alcaldía de fecha 4 de abril de 2013, aprobando la suspensión del actual reglamento de prestaciones sociales hasta la aprobación de un nuevo reglamento. Esta resolución se adoptó previo acuerdo de la Mesa General de Negociación del personal laboral y funcionario del Ayuntamiento de Alcalá la Real. El pasado día 4 de noviembre se constituía la Comisión de prestaciones sociales con la representación sindical, en la que se acordaba el nuevo reglamento propuesto para su aprobación en el pleno de la pasada semana.

Según la exposición realizada por el concejal responsable de personal, Rafael Romero, los cambios más significativos en el nuevo reglamento son: la limitación presupuestaria, con una reducción del 35 %, respecto de las ayudas que se concedieron durante los años 2009,2010 y 2011, pasándose de 40.000 euros a 26.000 euros; el establecimiento de una sola convocatoria, noviembre, al objeto de que si las ayudas superan el límite presupuestario, tenga una reducción proporcional; la determinación de un criterio de renta de la unidad familiar, para favorecer a aquellas personas de menor renta, objeto de las ayudas sociales.

Por otro lado, se crean nuevos conceptos: gastos de sepelio, gastos de comedor escolar, y se reestructuran otros,  como por ejemplo: unas gafas cada dos años (antes era dos gafas cada año), disminución de la cantidad asignada a los anticipos reintegrables y aumento de la dotación general de este concepto, al objeto de que llegue a más gente, aumento de la dotación para los gastos de guardería, pasando de 22 a 50 euros, debido a los elevados costes que tienen para la unidad familiar, limitación de los gastos de matrícula de estudios universitarios en 600 euros, disminución de la edad de los beneficiarios, pasando de 30 a 25 años, salvo que no tenga ingresos, y disminución de los premios de jubilación parcial, al objeto de hacerlos proporcionales a los premios de jubilación total.

En definitiva, el nuevo reglamento, en palabras del concejal Rafael Romero, “responde a dos objetivos: por una parte, ser austeros en el entorno de crisis económica generalizada, y mantener la protección social de los trabajadores, especialmente de aquellos que menos ingresos tienen en la unidad familiar”.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN