Publicidad Ai
Publicidad Ai

Alcalá la Real

Luz verde de la Junta de Andalucía para la prospección arqueológica en El Toril

El estudio se realizará mediante georradar y es necesario para determinar la presencia de restos arqueológicos

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Vista área del espacio de El Toril.

La delegación territorial de Turismo, Cultura y Deporte en Jaén autoriza el estudio con georradar en la Unidad de Ejecución 4 (Consolación-El Toril) solicitada por el Ayuntamiento tras la demolición del entorno. Dicha prospección del suelo es necesaria para determinar la presencia de restos arqueológicos y se realizará tras Semana Santa.

El alcalde y concejal de Patrimonio, Marino Aguilera, informa que “los trabajos en la unidad proseguirán con la realización de este estudio arqueológico preventivo mediante georradar que ya ha autorizado la Junta, una técnica no invasiva de prospección superficial que determinará la presencia en el subsuelo de posibles restos arqueológicos. Esos resultados arrojarán información muy valiosa de cara a la redacción del Plan Especial de Reforma Interior y determinarán las cautelas arqueológicas y condiciones a tener en cuenta en la futura recuperación de la zona”.

El equipo de gobierno prevé abrir un aparcamiento en la superficie despejada, con acceso desde la calle Guardia Castellano, una vez se realice la prospección superficial, en tanto se redacta el correspondiente Plan Especial que detalle los usos y los aprovechamientos de la unidad.


La superficie objeto del análisis con georradar abarca unos 2.340 metros cuadrados y se distribuye en varias plataformas, con unos desniveles máximos de casi 2,5 metros. A esa cota de rasante de la calle se localizan los restos conservados del asentamiento romano. Para la realización del estudio del subsuelo se llevarán a cabo las siguientes actuaciones: instalación del equipamiento de control del dron y establecimiento del área a escanear por coordenadas UTM; escaneado del terreno mediante dron sextacóptero; interpolación de resultados y creación del mapa de datos que posibilite la generación de un radargrama; emisión de informe con cartografía georreferenciada y mapa de anomalías con las posibilidades e interpretaciones adecuadas, estableciendo grado de fiabilidad, profundidad y localización exacta.

Posteriormente se tratará la información obtenida a partir de los trabajos de campo y estudio de los resultados, confrontándolo con la preexistente, tanto arqueológica como de las fuentes, a fin de establecer conclusiones y las características tipológicas del asentamiento, su importancia y singularidad.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN