Quantcast
El tiempo en: Andalucía
26/06/2022  

Alcalá la Real

Ana Muñoz Escobar, homenaje a toda una vida

El día de la Madre está aún reciente y nos siguen llegando historias como la de Ana, a la que su familia ha dedicado un homenaje este 1 de mayo

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Aidental companyPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Ana Muñoz Escobar, junto a su familia.

La historia de nuestra protagonista de hoy no está relacionada con grandes logros ni hazañas, ni detrás de sus noventa años hay una trayectoria profesional deslumbrante ni el desempeño de un cargo de relevancia que vaya a salir en las enciclopedias. Su historia es la de una de tantas mujeres, que vivió y luchó durante toda su vida en nuestra localidad. Ahora, al cumplir los noventa años, sus tres hijos, aprovechando la celebración del Día de la Madre, han considerado que es la ocasión ideal para rendirle tributo y reconocimiento por esta larga vida en la que, como en tantos otros casos, ha habido luces y sombras, penas y alegrías.

Ana Muñoz Escobar nació en Santa Ana en 1932, yéndose a los pocos años a vivir a un cortijo cerca de La Nava. Allí creció ayudando a sus padres en las tareas del campo. La más pequeña de cuatro hermanos, desde muy niña su madre la dejaba sola al cuidado de la comida y de la costura.

Tal y como nos relata su hija Ana, ya de jovencita, conoció a Manuel, el que sería su marido. Después de tres años de noviazgo se casaron y se fueron a vivir a Puertollano. Allí tuvieron tres hijos: Antonio, Encarni y Ana María, quien ha sido, además, la artífice de hacernos llegar esta breve crónica de su vida, coincidiendo con el homenaje familiar en un día tan especial.

En Puertollano pasaron gran parte de su vida, y al casarse su hija pequeña decidieron venirse a vivir a Alcalá (a la calle Real, para ser exactos). Serían años felices en los que pudieron disfrutar de salidas, ferias y viajes. Pero lo bueno no duró mucho. Manuel enfermó de Alzheimer y pasado un tiempo falleció. Al quedar viuda, según cuenta su hija Ana, el mundo se le vino abajo, pasando unos años sola, hasta que un nuevo suceso triste llegó a la familia, la inesperada muerte del primogénito.

Tras esta nueva pérdida, va a vivir un tiempo con su hija Encarni, a Zaragoza, pasando también temporadas en Alcalá con su otra hija, Ana María. Actualmente está afincada en Alcalá, en donde reside desde hace cuatro años. “Va cada día a la residencia y estamos encantadas. Anda muy bien y solo tiene un poquito de demencia”, asegura Ana María. Este 1 de mayo, en el que además se celebraba el Día de la Madre, Ana Muñoz cumplió 90 años de vida. ¿Qué mejor fecha para rendirle homenaje?

TE RECOMENDAMOS