El tiempo en: Andalucía
Martes 19/01/2021

Andalucía

La Junta podría dar marcha atrás en la desescalada si "se desmadran los datos"

La portavoz del Grupo Asesor de Seguimiento del Coronavirus en Andalucía, Inmaculada Salcedo ha asegurado que "habría que ir reajustando las medidas"

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
  • La doctora Inmaculada Salcedo.

La portavoz del Grupo Asesor de Seguimiento del Coronavirus en Andalucía, Inmaculada Salcedo, ha asegurado este viernes que si "se desmadran los datos" en el periodo navideño "habría que ir reajustando las medidas" en función de los casos, aunque confía en que se mantenga la bajada de la curva actual y se pueda seguir adelante con las medidas.

Así lo ha indicado en un entrevista en Canal Sur, recogida por Europa Press, tras ser preguntada si se contemplaría una marcha atrás en la desescalada en Navidad si los datos no fueran los esperados.

Salcedo ha afirmado que "francamente sí" y ha resaltado que la Dirección General de Salud Pública realiza un estudio diario y permanente de los datos de la incidencia acumulada, que son los casos nuevos que se van produciendo, como de los contagios y de la ocupación de las camas hospitalarias y de las Unidades de Cuidado Intensivo (UCI).

"Si se desmadran los datos, obviamente habría que ir reajustando la medida en función de esos datos", ha explicado la portavoz del Grupo Asesor de Seguimiento del Coronavirus, aunque ha subrayado que la incidencia acumulada actual es de 171 casos por 100.000 habitantes por lo que "si se mantiene la bajada de la curva actual podremos seguir con las medidas adelante".

Respecto a las medidas anunciadas por el presidente de la Junta, Juanma Moreno, ha defendido que se da "un poco de juego a la economía" pero "teniendo en cuenta que la situación no es todavía buena y se puede revertir y volver a la casilla de salida".

Sobre los locales de la hostelería, ha señalado que en el grupo de expertos ha habido un "intenso debate" de las medidas, pero ha resaltado que "en invierno los virus se reproducen con mucha más facilidad y que si, además, hay baja la temperatura, las personas se meten en el interior".

"Además, si se quitan la mascarilla para comer y beben alcohol y toman copas, se multiplican los contagios de manera exponencial", ha lamentado Salcedo, a la vez que ha recordado, en referencia al cierre de bares de 18 a 20,00 horas, que los locales tienen que ventilar y que hay que limpiarlos para el siguiente turno de comida.

Preguntada sobre qué pasará a partir del 10 de enero, Salcedo ha explicado que "dependerá de la situación epidemiológica" y que "se evaluaría la situación en ese momento". "Nosotros contemplamos el seguimiento permanente porque la vida de las personas está en juego", ha concluido.

COMENTARIOS