Actualizado: 19:43 CET
Martes, 25/06/2019

Andalucía

Chaves será quien decida si habrá o no congreso extraordinario en el PSOE-A

La dirección regional del PSOE andaluz reitera que será Manuel Chaves quien dé el paso a la hora de dejar la Secretaría General en favor de Griñán, aunque la incógnita está si lo hará antes o no de las elecciones autonómicas, previstas para el 2012

  • Griñán acompañó ayer a Cándido Ménez, de UGT, en una conferencia.
  • Griñán dice que la decisión la tomarán ambos y que no habrá cambios en su Gobierno
La dirección del PSOE-A dejó ayer en manos del secretario general, Manuel Chaves, la posibilidad de celebrar un congreso extraordinario para nombrar a José Antonio Griñán líder del partido y acabar con la bicefalia, una situación que cree "atípica, aunque no crea" problemas internos.

Aunque los estatutos del PSOE de Andalucía contemplan otras posibilidades, el secretario de Organización, Rafael Velasco, fue ayer claro y tajante en rueda de prensa al sostener que el presidente andaluz, José Antonio Griñán, "no aceptará que no sea Chaves el que proponga el congreso y la sucesión".

"Me remito a la palabras de Chaves que dijo que Griñan será secretario general y candidato a la Junta. Yo lo comparto, pero si se convoca congreso extraordinario tendrá que ser explicado y por acuerdo de ambos", explicó.


El propio presidente de la Junta aseguraba, al ser preguntado por la convocatoria de un congreso extraordinario, apuntó que "si hay congreso o no lo decidiremos entre el secretario general del PSOE-A, Manuel Chaves, y yo como presidente de la Junta" y añadió que se hará, "si se hace, para mantener el estatus quo y pasar yo a la secretaría general".

Dejó claro que en caso de que se celebrara el congreso no habrá problemas de sustitución de estructura sino "simplemente" de asunción de la secretaría general de los socialistas andaluces por parte del presidente de la Junta

En cuanto a la supuesta crisis de Gobierno, aseguró que ni la hay "ni la habrá" y que no tiene planteado hacer cambios en el ejecutivo, alegando que el actual "funciona muy bien" y que lleva seis meses nada más en sus funciones.

Velasco, que no descartó ninguna posibilidad, detalló que por el momento la Secretaría de Organización no ha recibido ninguna comunicación de Chaves, aunque admitió que la situación de bicefalia creada a raíz de la marcha al Gobierno central de Chaves ha colocado al partido en una situación atípica -sólo repetida en 1994-, que "no crea" problemas internos.

El congreso ordinario del PSOE-A toca en el año 2012, se supone que después de las elecciones autonómicas de ese mismo año en el que Griñán sería el candidato a la Presidencia.

La interrogante es si Griñán será candidato y nuevo secretario general del PSOE-A antes de los comicios, es decir si se celebrará antes de las elecciones el congreso extraordinario.

Los estatutos del partido recogen que la convocatoria del cónclave extraordinario se puede producir por la dimisión o renuncia del secretario general; por la dimisión de la mitad más un miembro de la Ejecutiva Regional o porque el Comité Director (máximo órgano entre congresos) presente una moción de censura a la Ejecutiva.

Rafael Velasco señaló que personalmente sigue pensando lo mismo, que el escenario "no ha cambiado", aunque no cerró la puerta a un relevo antes de 2012: "Si Chaves y Griñán comunican al partido que hay congreso extraordinario será abordado por el partido con total tranquilidad".

En el caso de que esta posibilidad se produzca, el dirigente socialista no dudó en que será porque lo lidere y lo proponga Chaves, que deberá comunicar su renuncia a la Ejecutiva y recibir el visto bueno del Comité Director.

Convencido de que la eventual sucesión sería decidida por Chaves y Griñán "siempre pensando" en los ciudadanos, Velasco opinó que el congreso extraordinario "no supondría" un problema para el partido sino que "saldría reforzado".

Además, rechazó las interpretaciones de que la bicefalia pueda estar afectado al Gobierno andaluz de Griñán, del que comentó que está "encantado con su Ejecutivo", entre otras razones porque "lo ha hecho él".

Pizarro apuntala la versión socialista

Por su parte, el consejero de Gobernación y vicesecretario general del PSOE de Andalucía, Luis Pizarro, aseguró ayer que la decisión de convocar un congreso extraordinario del partido "está en manos" del secretario general, Manuel Chaves, y de la dirección regional.

Preguntado sobre la conveniencia de celebrar un congreso que ponga fin a la actual bicefalia política en el socialismo andaluz, Pizarro se limitó a decir que el modelo de compatibilizar la secretaría general del PSOE y la Presidencia de la Junta "ha sido un modelo que le ha dado estabilidad al partido", por lo que cree "acertada" esta fórmula.

Además, Pizarro recordó que "ya hubo un pronunciamiento claro de Manuel Chaves cuando dijo que entendía que el modelo del partido debía estar basado en que el presidente de la Junta fuera el secretario general al mismo tiempo".

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
La Policía interviene expedientes urbanísticos de Arboleas no remitidos al juez instructor
chevron_right
El PP cree que se están matando por la herencia e IU ve al presidente inseguro y nervioso