Actualizado: 16:14 CET
Viernes, 07/08/2020

Málaga

La Junta destaca que en Málaga "se ha salvado el colapso" sanitario

La provincia registra 192 casos en residencias y otras instituciones, con 38 fallecidos; y 600 positivos entre sanitarios y sociosanitarios

  • Puerta principal del Hospital Regional de Málaga.

La delegada del Gobierno de Andalucía en Málaga, Patricia Navarro, ha destacado que en la provincia "se ha salvado el colapso sanitario" por la anticipación con la que se adoptaron medidas para intentar frenar al COVID-19.

Navarro ha admitido que ha habido picos de actividad por la evolución de la enfermedad "con situaciones de cierto agobio". "Nos venía algo desconocido e inédito; y había desconcierto por estos picos pero se hicieron planes de contigencia, hubo escasez de material al principio que se ha ido solventando conforme pasaban las semanas", ha relatado.

En una entrevista con Europa Press, la delegada de la Junta en Málaga ha admitido que, pese a encabezar el número de afectados y fallecidos en Andalucía, "por la anticipación no hemos llegado a lo ocurrido en otras comunidades autónomas ni al colapso".

Según ha indicado, "desde finales de enero la Junta de Andalucía, antes de que hubiera casos, ya estaba previendo cómo se podía atender una eventual situación de contagio masivo en la comunidad". Navarro ha explicado que ya entonces se empezó a estudiar "la posibilidad de que lo que no fuera urgente en el sistema sanitario, se pospusiera", además de ver los espacios y comenzar a elaborar los planes de contingencia, primero con el horizonte 9.000 afectados en la región y segundo con el de 15.000.

En este sentido, ha destacado la previsión de que se pudiera llegar a tener todos los hospitales públicos llenos y la organización y construcción en el pabellón deportivo de Carranque del hospital auxiliar en apenas diez días, junto al Hospital Regional, para atender a pacientes COVID-19 y que, de momento, no se ha utilizado. Cuenta con 166 camas en una primera fase y se puede ampliar hasta 400. Igual que el Hotel Ilunion de la capital, dispuesto para ser medicalizado si fuera necesario para pacientes con coronavirus menos graves.

En Andalucía, según Navarro, la gestión de la crisis "se ha hecho razonablemente bien". No obstante, ha incidido en que no pueden estar "satisfechos porque hay víctimas y enfermos". "Son más de 200 fallecidos por esta enfermedad en Málaga que tenemos que lamentar; y dar apoyo a todos los afectados, a los hospitalizados, a los que están en la UCI y también a los que han salido y les ha quedado una experiencia traumática de la enfermedad".


MAYORES

También se ha referido la delegada a la situación en las residencias de mayores, "focos de contagio con la población más vulnerable". En Málaga se han realizado, según los datos aportados, 15.100 test y las plazas de residentes son 7.712 aunque también se les está haciendo al personal que atiende a estos mayores y a usuarios de centros sociosanitarios.

"La mayoría de los resultados, más del 90 por ciento de los realizados, han sido negativos para la tranquilidad de estas personas y para todos", ha añadido Patricia Navarro.

Un informe de la Junta de Andalucía, consultado por Europa Press, sostiene que en Málaga, hasta el 15 de abril, se han confirmado 192 positivos por COVID-19 en residencias de mayores 154, con 33 fallecidos; mientras que en otras instituciones, de 38 positivos se han contabilizado cinco muertes.

En el mismo también se especifica el número de contagios, a dicha fecha, en el personal sanitario y sociosanitario, con 2.249 y 650 respectivamente: 2.899 casos en total en Andalucía, de los que Málaga suma 600 (543 sanitarios y 57 sociosanitarios). Médicos, enfermeros, auxiliares y celadores son los que acumulan la mayoría de positivos por COVID-19, profesionales que están en primera línea desde el principio de esta pandemia.

TEST MASIVOS

Sobre la posibilidad de hacer test masivos, la delegada ha indicado que está "todo muy abierto y lo tendrá que evaluar el Ministerio de Sanidad y las autoridades epidemiológicas", opinando que quizá, para tranquilidad de la población, pueda ser una solución. "Nosotros los estamos haciendo a los colectivos más vulnerables y a las personas que están en primera línea de contagio, al personal sanitario y de los centros sociosanitarios pero también hay que ver la disponibilidad de estos test", ha apostillado.

Desde el pasado 9 de abril se han distribuido 90.000 test rápidos en Andalucía, 15.600 de ellos en Málaga en un primer envío, a los que se sumaron a partir del pasado lunes 13 un segundo de 21.600. Se trata de test de anticuerpos enviados por el Ministerio de Sanidad, con el fin de mejorar la capacidad diagnostica de los casos COVID-19 positivos, pruebas que se han realizado tanto para totalidad de residentes como de trabajadores de los centros residenciales y centros sociosanitarios asimilados, que no habían sido previamente diagnosticados a través de PCR.

En Málaga, a fecha de 14 de abril a las 08.00 horas ya se habían realizado el 47,60 por ciento de estas pruebas, concretamente 4.112 test a residentes (226 con resultado positivo) y 2.001 a trabajadores (48 contagios), según un informe de la Consejería de Salud y Familias consultado por Europa Press.

VUELTA A LA NORMALIDAD

Patricia Navarro ha considerado que "para volver a la normalidad hay que ir progresivamente disminuyendo los contagios y se verá conforme vaya yendo el número de pacientes con el virus". No obstante, Navarro se ha preguntado qué es la normalidad después de esta pandemia: "¿Ir a grandes eventos? ¿tener contacto como latinos que somos? De forma inmediata no va a pasar porque tenemos la precaución, va a ser difícil y va a haber recelo".

Sobre el hecho de ir desinfectando zonas de hospitales de la provincia, como está ocurriendo en otras como Granada, Navarro ha indicado que, de momento, en Málaga, no se está haciendo y siguen vigentes los planes de contingencia.

También ha incidido en tener bajo un mismo mando a los hospitales, públicos y privados: "Quiero decir que se han comportado fantásticamente, han asumido la autoridad sanitaria de la Consejería y pusieron a disposición todos sus medios e instalaciones para que ciertas unidades y cierta atención ordinaria pasara a estos privados y los del SAS atendieran a los COVID-19".

En definitiva, ha sostenido, esa gestión "con anticipación ha permitido que los datos en Andalucía disten mucho de los de otras comunidades autónomas" aunque ha insistido en lamentar los fallecimientos: "Hablarlo en términos numéricos es muy frío y, además, desde la Junta queremos estar al lado de las familias porque ha sido aún más duro, han tenido que despedir a sus seres queridos sin despedirse".

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
Cae una banda que llevaba droga a Lituania oculta en latas de tomate
chevron_right
Más de 720 voluntarios atienden a unos 800 mayores solos en Málaga