Actualizado: 14:47 CET
Viernes, 25/09/2020

San Fernando Cofrade

Un Martes Santo en perfecto silencio y soledad en las calles

La imagen de la ciudad vacía contrasta con los barrios del Parque, Pastora y Siete Revueltas llenos en otros años.

  • La Plaza de la Iglesia, vacía en una Semana Santa.

La suspensión de las salidas procesionales está dejando una imagen para los anales de la historia. Lo que era habitual de un Martes Santo con público que llenaba los barrios de la Pastora, el Parque o las Siete Revueltas y el barrio de San Francisco, no se produjo.

Los cofrades, con la idea ya hecha desde la decisión de suspender las salidas procesionales por la pandemia del coronavirus Covid-19, celebraron lo que dicen sus estatutos o normas de régimen interno respecto a la suspensión de la salida procesional y rezaron un Vía Crucis a la hora de las salidas. En el caso de Prendimiento, no faltó tampoco la celebración de una eucaristía, que fue retransmitida en directo vía redes sociales. También ofreció momentos de la salida procesional. Huerto celebró un Vía Crucis y sus hermanos mostraban sus emociones por las redes sociales, recordando años anteriores y momentos inolvidables.

La hermandad de la Caridad también faltó a su cita, aunque el hermano mayor ofreció un mensaje a sus hermanos: "Nos quedamos en casa, que es donde mejor vamos a estar protegidos", señalaba.

No pudo verse el canasto lateral totalmente plateado del paso y habrá que esperar un nuevo año.

El Martes Santo nada tuvo que ver con lo habitual en el, como son cientos de hermanos ataviados con sus túnicas, mucho público en las calles, bares llenos, freidores con cola, tiendas de chucherías repletas y un público dispuesto a disfrutar de grandes emociones, que ayer se vivieron en casa.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
chevron_left
Un primer Martes Santo sin Leopoldo Gutiérrez
chevron_right
Dos años sin procesiones en el Miércoles Santo de San Fernando