El tiempo en: Andalucía
Sábado 28/11/2020

Jerez

Brundibár, una ópera que reivindica la libertad dirigida a los jóvenes

La obra de Hans Krassá se pondrá en escena este viernes día 13 en el Teatro Villamarta con un elenco artístico juvenil

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Presentación del montaje en el Villamarta

“Queremos ir al origen de esta obra: la libertad”. Así definió José Miguel Román, director musical, el enfoque que han querido dar a la ópera ‘Brundibár’ de Hans Krassá que se pondrá en escena el próximo viernes día 13 de diciembre (19 horas) en el Teatro Villamarta. Un título operístico que está dirigido al público más joven y que cuenta con un elenco artístico netamente juvenil formado por unas 130 personas.

         El acto de presentación de este espectáculo estuvo presidido por Francisco Camas, delegado de Dinamización Cultural y Patrimonio Histórico, quien se mostró “orgulloso” de que proyectos artísticos de este tipo tengan como base “la creatividad y la capacidad” de las nuevas generaciones de la ciudad.

         Camas puso en valor el esfuerzo de quienes participan en “esta obra maravillosa”, así como contar con la posibilidad de “salir al escenario” a tan temprana edad.

         Al concepto de “libertad”, se suma el de “tolerancia e igualdad”, en palabras de Mario Salas de Rueda, director de escena. “Temas muy de actualidad hoy día y que queremos inculcar a los más jóvenes”, al tiempo que aprenden sobre el contexto histórico en el que fue concebido y representado este título por primera vez.

‘Brundibár’ es una ópera infantil compuesta en pleno holocausto, entre los muros del campo de concentración de Terezín. Hans Krassá comenzó a escribir esta obra a escondidas, ya que ningún judío tenía permitido realizar ninguna actividad artística. Sin embargo, los nazis acabaron admitiéndolo en la creencia de que podrían utilizarlo como un elemento propagandístico a su favor.

La obra fue estrenada en el campo de concentración de Terezín, con la presencia de la Cruz Roja. Tras más de 55 funciones, todo aquél que participó en la ópera (incluidos los niños) fueron finalmente asesinados en Auschwitz, salvo uno de los niños que hizo el personaje de Gato. Su testimonio permitió rescatar el título en los años 70.


A diferencia de las producciones de ‘Brundibár’ realizadas hasta ahora que suelen ir enfocadas para rendir homenaje a todas las víctimas del holocausto, la propuesta que se pondrá en escena en el Teatro Villamarta se olvida, en parte, del lado oscuro que envuelve la obra y se centra en “esos instantes de luz” que provoca la libertad de crear y expresarse, el respeto a la diversidad y el trato entre iguales.

Una “luz” que permite al público disfrutar de una aventura infantil. La que protagonizan dos hermanos que deben salvar a su madre enferma, pese a las dificultades que se les presenta. El final feliz no oculta la presencia de oscuros villanos que mueven todos los hilos.

Opera especial

“Es una ópera especial”, indicó José Miguel Román. “Intentamos que sea una visión fresca, respetando sus orígenes”, explicó. Asimismo, hizo hincapié en lo grato de esta experiencia. “Somos mucha gente y está siendo maravilloso todo este proceso”. Entre los más de 130 participantes, los grupos más numerosos pertenecen a la Orquesta Joven de Jerez y el Coro Joven del Teatro Villamarta.

En este amplio colectivo -cuyas edades oscilan entre los 5 y los 28 años- se incluyen los cantantes solistas. Uno de ellos es Paula García, que hará el papel de Gato. A sus 22 años, calificó de “ilusionante” su participación en ‘Brundibár’.

El director musical situó el germen de este espectáculo en ‘El diluvio de Noé’ de Britten, una producción del Teatro Villamarta en la que participaron muchos colectivos de la ciudad. Con ‘Brundibár’, tiene la esperanza de que “ese impulso continúe”.

COMENTARIOS