Actualizado: 13:48 CET
Martes, 04/08/2020

Sevilla

Un centenar de profesionales sanitarios protestan por los recortes

Las juntas de personal de los tres hospitales sevillanos han protagonizado este jueves una cacerolada para denunciar la falta de personal

En torno a medio centenar de profesionales y representantes sindicales han participado este jueves en la cacerolada de protesta que ha marchado desde el Hospital Virgen del Rocío hasta la Delegación Territorial de Salud y Familias en Sevilla para denunciar los recortes en Sanidad.

La protesta, convocada por las Juntas de Personal de los Hospitales Virgen del Rocío, Virgen Macarena y del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla, ha contado finalmente con el respaldo de los sindicatos Satse, CCOO, Fate y Uso y se han desmarcado de la misma UGT, CSIF y el Sindicato Médico, que inicialmente la apoyaban.

La marcha ha discurrido por durante dos horas las calles Manuel Siurot, Avenida de la Borbolla, Calle Enramadilla, Avenida de la Buhaira, Calle Luis Montoto finalizando con una concentración ante la sede de la Delegación Territorial de Salud y Familias, sita en la Calle Luis Montoto.

Con esta protesta, los sindicatos continúan con las movilizaciones que llevan dos meses protagonizando en Sevilla para denunciar la falta de cobertura de las bajas y permisos reglamentarios del personal y los recortes en general que está aplicando el Servicio Andaluz de Salud (SAS).

Según la presidenta de la Junta de Personal del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla, Reyes Zabala, el objetivo de las protestas es “realizar un llamamiento a Salud para que se incremente el presupuesto destinado a la contratación en Sanidad para garantizar que los profesionales trabajen en unas condiciones adecuadas y los ciudadanos de Sevilla reciban la atención sanitaria que se merecen”.

“El personal se encuentra en situación de estrés e indignación por la sobrecarga laboral a la que se ven sometidos, elevando el riesgo de que se presenten elementos adversos para los usuarios derivados de las dificultades del personal para realizar su labor asistencial en unas condiciones mínimas de calidad y seguridad” subraya la representante sindical.


En este sentido, Zabala subraya que los contratos de un mes que se están realizando para Navidad son insuficientes y de corta duración, ya que ni siquiera dan cobertura a las bajas y permisos reglamentarios del personal, de forma que se están poniendo en peligro el mantenimiento de la cartera de servicios y la calidad de los cuidados de los pacientes, más aún en una época de alta frecuentación como la actual.

Asimismo, los portavoces de los distintos sindicatos han hecho referencia al cierre previsto de 23 centros de salud en Sevilla capital desde el 16 de diciembre al 7 de enero, una medida califica de economicista e inédita, ya que hasta la fecha solo se había realizado en verano. Por eso, denuncian que este cierre supone un recorte de servicios a la ciudadanía  e implicará en muchos casos que el usuario, ante la imposibilidad de ser atendido, acabe acudiendo a las urgencias de los centros hospitalarios o a los Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP), generando el consiguiente colapso al verse desbordados por usuarios aquejados por las patologías propias de las jornadas de mayor rigor climatológico.

De igual forma, los representantes sindicales han rechazado las afirmaciones de los responsables de la Sanidad andaluza sobre la ausencia de profesionales en las Bolsas de Empleo con la que pretende justificar los recortes, cuando la realidad es que existen miles de demandantes de empleo, sólo es necesario mejorar las ofertas que se realizan y desbloquear la contratación, concluyen.

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Cajasol presenta los conciertos Que suenen con alegría
chevron_right
El SAS replica a los sindicatos: 800 sanitarios más en Sevilla