Actualizado: 17:52 CET
Domingo, 16/06/2019

Torremolinos

Juana Alarcón: premio a una vida dedicada a hacer feliz en la cocina

Esta torremolinense de 89 años es una de las 103 mujeres que cuentan sus recetas en el libro ‘Málaga cocina emoción’

  • Juana Alarcón en la cocina de su casa con el libro en el que aparece su receta.
  • Su aportación es la sopa de tomate, que aprendió a cocinar de pequeña con lo que recogían sus padres del campo
  • Con una vida dedicada a la cocina, confiesa que le hubiese gustado aprender a conducir

Juana Alarcón tiene 89 años y un recetario en su cabeza.

Precisamente una de esas recetas, la sopa de tomate, le ha servido para aparecer en el libro ‘Málaga cocina emoción’, del chef Samuel Perea y editado por la Diputación de Málaga y la Fundación El Pimpi, que recoge 103 platos típicos de la provincia de Málaga, además de las vivencias y anécdotas de todas las mujeres que han hecho feliz a sus familias colmando día a día la mesa de ricos platos.

Nacida en Mijas e hija única, se trasladó con sus padres a Torremolinos con tan solo dos años. Por aquel entonces vivían en el Cortijillo Colorao, donde hoy se sitúa el Hotel Príncipe Sol.

Con sus padres trabajando a diario en el campo, tuvo que ponerse el delantal desde muy joven. “Al mediodía comíamos las comidas más ligeras  porque mi madre le llevaba la comida a mi padre donde estuviese trabajando o él venía a casa, y por las noches era más fuerte, como pucheros. Al contrario que ahora”, explica. Todo lo que se ponía sobre la mesa, llegaba directamente de las manos y del esfuerzo diario. “Comíamos de lo que nos daba el campo y el mar. Antes había en Torremolinos una sola carnicería, no como ahora que comemos carne casi todos los días”, cuenta.

Siguiendo los pasos de su madre aprendió entre fogones. Pucheros, potajes y cachorreñas son los platos que más veces ha hecho en su vida, pero no para sus nietos. “Ellos me piden patatas fritas, filetes empanados, macarrones y ensaladilla rusa”, explica entre risas. Se emociona al hablar de su nieta y nieto, cuando, años atrás, “llegaban del colegio y, antes de salir del coche, ya estaban preguntándome qué había de comer. A mí antes que a su madre”, relata.

Sin embargo, esa pasión que despierta Juana al hablar de la cocina no ha hecho demasiada mella en su hija y sus nietos. “Ellos cocinan por necesidad, porque tienen que comer, pero por el trabajo no tienen mucho tiempo. A mí me encanta y salgo todos los días a comprar con mi carrito”, explica.


El libro también recoge la experiencia que vivió Juana en la Desbandá con tan solo seis años. “Estaba jugando con una amiguita cuando sentimos mucho ruido en las vías del tren. La fuerza llegó por allí y empezaron los tiros. Salimos corriendo con el pensamiento de meternos en el Sanatorio Marítimo, pero estaba cerrado. Seguimos andando, andando y andando, noche y día, hasta una semana, que fue cuando llegamos a La Herradura. Allí nos recogieron las fuerzas y volvimos a Torremolinos. Todo seguía igual. Mi madre había dejado unas patatas peladas en la encimera y cuando volvimos estaban negras”, explica risueña. “Ay, pero que no haya ninguna guerra más, por favor, que fueron unos tiempos malísimos”, completa. Hasta esos tiempos “malísimos” están relacionados con la cocina, ya que recuerda las tortillas y el arroz “tan bueno” que preparó su madre a la vuelta. “Sería el hambre...”.

Con una vida dedicada a los suyos, el deseo que sigue rondando hoy en día su cabeza es el de haber aprendido a conducir.

Dónde se puede comprar el libro

‘Málaga cocina emoción’ se puede adquirir en la librería Prometeo, en Rayuela y El Corte Inglés a 19,90 euros. Con más de 230 páginas, además, cuenta con contenidos online a través de un código QR.

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
La plaza Goya tendrá oficina de Policía en los próximos meses
chevron_right
Detenida por el supuesto intento de matar a su hija discapacitada