HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 11:29 CET
Miercoles, 23/09/2020
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Sevilla

San Juan quiere recuperar Villa Chaboya

El Pleno aprueba una moción para comprar la casa del que fuera cónsul alemán ejecutado por Queipo de Llano al actual propietario

  • La casa de Otto Engelhardt está atribuida a Aníbal González.

Después de que fuese consumada la venta a un privado de la casa neomudéjar de San Juan de Aznalfarache otrora residencia de Otto Engelhardt, el emblemático ingeniero alemán director de Sevillana de Electricidad y Tranvías de Sevilla y cónsul honorífico de Alemania en Sevilla, el pleno del Ayuntamiento de dicho municipio aljarafeño ha aprobado este jueves una moción que declara la "intención" del Consistorio de comprar el inmueble al actual propietario.

En concreto, el pleno de San Juan ha aprobado una propuesta que declara la "intención favorable del Ayuntamiento para acceder a la propiedad de la parcela donde se ubica la edificación denominada Villa Chaboya", perteneciente a la sociedad inmobiliaria Aliseda hasta su reciente venta a otro privado. En ese sentido, fuentes municipales han asegurado a Europa Press que el Ayuntamiento ha localizado ya al nuevo propietario del emblemático inmueble y ha entrado en contacto con el mismo.

Fue la Asociación "Ben Baso" de profesores para la difusión y protección del patrimonio histórico, recordémoslo, quien a comienzos de este año avisaba de que tras ser puesto en venta el edificio "en un portal de Internet" por un precio de 184.000 euros, la antigua residencia de Otto Engelhardt, conocida como Villa Chaboya por el nombre del cerro en cuyas faldas se alza, había sido adquirida por un privado a la mencionada sociedad inmobiliaria, perteneciente al Banco Popular.

La casa, de estilo neomudéjar y atribuida al arquitecto regionalista Aníbal González, fue comprada en 1914 por el que fuera cónsul honorífico de Alemania en la capital andaluza y destacado prohombre de la Sevilla previa a la Guerra Civil, Otto Engelhardt, ejecutado el 14 de septiembre de 1936 por las tropas del general Gonzalo Queipo de Llano, en el marco de la represión del bando golpista.

Su familia residió en dicha vivienda hasta la década de los años 80, toda vez que la titularidad del inmueble recayó en el Banco Popular después de haber pasado por diferentes manos, y diversas voces reclaman que sea destinada a usos públicos relacionados con su historia. Ruth Engelhardt, bisnieta del ingeniero y diplomático alemán, manifestaba de hecho a Europa Press hace unos meses que frente al "deterioro" que sufre esta vivienda, lo "ideal" es que la misma fuese "un espacio público, una casa de la memoria histórica".

Ante la venta de la antigua residencia de Otto Engelhardt, la asociación Ben Baso recordaba que pese a tratarse de un edificio "catalogado con un nivel de protección total" en el que "sólo es posible realizar obras de consolidación y embellecimiento", persiste su situación de "abandono y ruina".


Según Ben Baso, pese a las labores de cerramiento y desbroce acometidas en la casa y su parcela en diciembre de 2017, la construcción sigue acusando los efectos del "abandono y deterioro" y se teme "un desplome" después de que ya sucediese tal extremo con "algunas techumbres" de esta construcción.

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
La rehabilitación de la Hacienda Miraflores durará nueve meses
chevron_right
Ecologista denuncia otro vertedero en el Castillo de Alcalá