Actualizado: 10:30 CET
Martes, 25/06/2019

Sevilla

Carmona, monumento a la Pasión

Sus angostas y singulares calles y plazas y su imponente muralla convierten a sus desfiles en conjunto inigualable de sobriedad, devoción y belleza

  • El Señor de la Amargura, realizado en 1521 por Jorge Fernández Alemán, la pieza más antigua datada que procesiona en la Semana Santa andaluza.

Si bien la relación de ciudades monumentales andaluzas se encuentra bien nutrida, Carmona, más allá de las capitales de provincia, constituye una joya patrimonial que merece visitarse. Puestos a elegir, hagámoslo durante su Semana Santa, ya que es en estos días cuando la ciudad se convierte en un marco excepcional para el discurrir de sus cofradías.

Sus estrechas calles, recónditas plazas, empinados postigos o su monumental e imponente Puerta de Sevilla convierten sus desfiles procesionales en un conjunto único de sobriedad y belleza. Y es que esta ciudad monumental y poseedora de un valioso patrimonio artístico se muestra en todo su esplendor durante la Semana Santa, declarada de Interés Turístico Nacional.

Los carmonenses viven con intensidad cada día de su Semana Mayor, con procesiones en cada jornada, y cuentan con cofradías de gran solera, todas ellas relacionadas con las antiguas parroquias locales. El origen de algunas de sus hermandades data en los siglos XVI y XVII.

Su imaginería cuenta con tallas únicas y de valor incalculable, entre las que habría que conceder un lugar privilegiado al Señor de la Amargura. Realizado por Jorge Fernández Alemán en 1521 y que destaca por ser la pieza más antigua datada que procesiona durante la Semana Santa en Andalucía. El Cristo de la Humildad y la Paciencia, una imagen de principios del siglo XVIII atribuida a Montes de Oca, es otra de las obras de arte que se pueden disfrutar en su recorrido procesional. Como colofón se puede mencionar el esmerado trabajo artesanal que se refleja en el ajuar que acompaña a los pasos, los bordados, las tallas de madera y la orfebrería.

Momentos de magia, misterio y absoluta devoción que a buen seguro marcarán las retinas del visitante con bellas estampas que ya nunca olvidarán.

Más de 5.000 años de historia


A tan sólo 30 minutos de Sevilla, situada sobre un alto llamado la Vega del Corbones y frente a uno de los miradores más espectaculares del sur de España, yace una de las ciudades más antiguas de la provincia de Sevilla y Andalucía, Carmona. Sus más de 5000 años de historia hablan por si solos junto a numerosas civilizaciones que han dejado su legado en una ciudad con rincones que sorprenden a quienes la visitan ya que no los esperan encontrar aquí.

Pese a estar situada en plena campiña sevillana y rodeada de un paisaje eminentemente agrícola, Carmona es uno de los enclaves urbanos más turísticos y monumentales de toda Andalucía. Y es que en ella se conservan multitud de ricas muestras de todas las civilizaciones que por ella han pasado a lo largo de la Historia.

Las murallas, de origen romano, impresionan desde lejos; y dentro de ellas, monumentos tan interesantes como Los Alcázares, la Iglesia de San Felipe, la Iglesia de Santa Marí­a, la Puerta de Sevilla, la Puerta de Córdoba y otros muchos edificios civiles y religiosos. Fuera del recinto amurallado, no podemos dejar de visitar la Necrópolis romana, con sus cámaras sepulcrales excavadas en la roca de los Alcores y descubierta accidentalmente en 1868.

También se conservan restos de la época visigoda y la ciudad tuvo gran importancia para la civilización cartaginesa y para la musulmana. Esta última la convirtió incluso en capital de uno de sus reinos de taifas, reformó su sistema defensivo y construyó bellos alcázares, mezquitas y edificios de todo tipo, de los que aún se conservan restos.

Cultura, gastronomía y naturaleza

Carmona forma parte de rutas tan importantes como la Ruta de Washington Irving o la Ruta Bética Romana, recorrido turístico cultural temático que recorre todas las ciudades monumentales de Andalucía de legado romano, desde Córdoba a Cádiz, y de la que Carmona es centro.  

Además de ser una de las principales ciudades monumentales de Andalucía, hay que destacar también su gran riqueza gastronómica -basada en la cocina popular y los sabores de la campiña, heredera de la tradición andalusí y mudéjar- y la amplia oferta de naturaleza que nos ofrecen sus alrededores, entre la que cabe mencionar las cuevas de la Batida y la Vía Verde de los Alcores.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
Piden penas máximas para los acusados de agresión sexual a una menor
chevron_right
Concentraciones para pedir más recursos en los Juzgados de Ayamonte