Actualizado: 01:50 CET
Miercoles, 26/06/2019

Jaén

El primer aceite de oliva con microalgas marinas

Castillo de Canena, de la mano del chef Ángel León, lanza su ‘Arbequina & Plancton’

  • En la presentación del nuevo Arbequina Plancton de Castillo de Canena

La empresa jienense Castillo de Canena ha presentado dos nuevos aceites de oliva virgen extra: uno con la variedad arbequina y microalgas marinas, primero del mundo con plancton, y otro de arbequina y salsa harissa, piedra angular de la cocina mediterránea del norte de África. En el caso del “Arbequina&Plancton”, a los antioxidantes ya presentes en el aceite de oliva virgen extra (polifenoles, vitamina E y ácidos grasos Omega 3 y Omega 6), se añade la enzima antioxidante más potente conocida hasta la fecha: el superóxido dismutasa, presente en el fitoplancton marino. De esta forma elaboran un producto único en el mundo, de intenso aroma y acusado sabor a mar, al que se une, de forma sorprendente, el verde y frutado del zumo de aceituna fresca.

Este nuevo aceite, 100 % natural y vegano, ya que el plancton es de origen vegetal y no animal, ofrece un mundo distinto e ilimitado de posibilidades gastronómicas y culinarias que elaborar platos muy saludables gracias a su composición altamente nutritiva y antioxidante, según Francisco Vañó, director general de Castillo de Canena. Las microalgas marinas que forman el fitoplancton se cultivan en el “huerto marino” de la compañía Plancton Marino, que recrea las condiciones naturales que se dan en el Parque Nacional de Doñana. En la elaboración de este aceite, ha participado Ángel León, chef gaditano tres estrellas Michelin, en línea con su innovadora cocina centrada exclusivamente en torno al mar. “Después de casi un año trabajando junto al equipo de Castillo de Canena, estoy muy ilusionado con este proyecto, porque es el comienzo de un nuevo camino para el mundo del aceite, donde se insinúa el mar, con muchísimas aplicaciones en la cocina y como un nuevo condimento para la cocina del mar”, indicó Ángel León. “El diseño de este aceite único está inspirado en el mar, en el propio plancton y en su formas mágicas, luminiscentes y caprichosas. Si fuéramos capaces de sumergirnos en las microalgas marinas, nadaríamos en la imagen de “Arbequina & Plancton”. Como un chapuzón de sabor y naturalidad, condensando el origen de la vida en una botella”, dijo Rosa Vañó, directora Comercial y de Marketing de Castillo de Canena.

Por su parte, para el aceite “Arbequina&Harissa”, Castillo de Canena ha elaborado una receta propia, especial y única de la salsa harissa, compuesta por pimiento rojo seco, cayena, ajo, cilantro y alcaravea, que infusiona con aceite de oliva virgen extra arbequino. Este aceite destaca por “su fluidez, equilibrio y frescor”, presentando en un primer plano “los aromas tostados y pungentes de la cayena, seguidos por las otras especias” el proyecto ‘Xylella Fastidiosa Active Containment Through a Multidisciplinary-Oriented Research Strategy’ (XF-Actors) que se enmarca en el programa Horizonte 2020 de la Unión Europea.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El 'caso Matinsreg' sacude al PP de Jaén en plena campaña electoral
chevron_right
La delgada línea entre generales y municipales